Archivos de Autor: Hogarsense

Tipos de paneles solares ¿azules o negros?

Cuando miramos los tejados de algunas casas en las que hay placas solares instaladas, nos damos cuenta de que algunos paneles son azules y otros negros. ¿Cuál es la diferencia entre ellos? ¿Cuál de ellos es mejor para nuestra instalación fotovoltaica? Ante estas preguntas, debemos saber que los tipos de paneles solares azules o negros funcionan igual. A continuación, explicamos las diferencias entre ellos, así como los beneficios de cada tipo.

En principio solo vemos la diferencia de color entre los diferentes tipos de paneles solares fotovoltaicos, unos negros y otros azules. Sin embargo, hay una diferencia fundamental en el silicio del que se fabrican las celdas fotovoltaicas. El silicio es el mineral base que gracias a sus propiedades es capaz de general una corriente eléctrica al recibir la luz del sol.

Desde su descubrimiento, los procesos de transformado y fabricación de este mineral han ido evolucionando. Al principio se elaboraba como unión de muchos cristales de silicio, por lo que las placas solares se denominan policristalinas. En estos, cada celda policristalina está compuesta de varios cristales de silicio que se unen en su fabricación. Por eso están conectados de modo irregular, por lo que el panel no es de color sólido y uniforme. Incluso parece que el panel tiene manchas.

Las placas solares policristalinas son comúnmente del color azul, no obstante, también podemos encontrar algunos negros. En realidad, el color de los paneles solares fotovoltaicos que vemos depende de capa anti-reflectante que se aporta a las células solares y de sus propiedades.

En cambio, las placas solares monocristalinas suelen tener un color negro, por lo general. Aunque también podemos encontrar algunas en color azul oscuro. Realmente podemos identificarlas porque estas últimas celdas fotovoltaicas suelen tener las esquinas cortadas. De esta forma al fabricar un panel solar con 60 o 72 celdas, normalmente, se aprecian unos huecos en las esquinas, con forma de rombo o diamante.

Algo que si es característico de los paneles solares monocristalinos es que su color es uniforme, al contrario que las placas solares policristalinas, en las que se aprecian los cristales de silicio que forman cada celda solar.

¿Cómo se fabrican los paneles solares azules?

El proceso de fabricación de los paneles azules policristalinos es muy similar al de producir los negros monocristalinos. No obstante, el paso de elaborar el bloque de silicio a partir de una semilla de cristal, se omite en el caso de las células solares azules policristalinas.

Así, se generan bloques de silicio, que se forman al solidificarse el silicio fundido. Al no tomar ninguna medida para que se enfríe de modo uniforme, se forman células de silicio policristalino. Esto causa el aspecto de fragmentación con bordes distintivos en las células solares azules.

¿Cómo se fabrican los paneles solares negros?

Los paneles solares negros están formados por células solares monocristalinas. Estas celdas solares se fabrican mediante el llamado “proceso czochralski”. En este proceso se usa una semilla de cristal de silicio que se coloca en un recipiente donde se va añadiendo el silicio fundido. Esta semilla es el germen para el nuevo cristal de silicio, que se genera de forma uniforme. De esta manera se genera un bloque de silicio cristalino sólido. El bloque de silicio se corta finamente en obleas de silicio, que se utilizan como celdas solares para la producción de energía eléctrica.

Los paneles solares azules o negros se producen de forma similar. Sin embargo, cuando se ponen en funcionamiento la luz interactúa de modo diferente en cada uno de los tipos de paneles solares azules o negros. De esta manera, y gracias al silicio de un solo cristal, la eficiencia de un panel negro monocristalino es mayor que en uno azul policristalino.

Por otro lado, debido al proceso de generación del cristal de silicio, el proceso de fabricación de una célula negra monocristalina es más complicado que la producción de células solares azules policristalinas. Además, de ser más caro este proceso inicial, hay otro factor que ayuda a encarecer la fabricación de placas monocristalinas. Ya que una cantidad significativa del silicio monocristalino generado se desperdicia en la producción de células solares negras. Debido a que los cuatro lados de las obleas de silicio monocristalino se cortan para dar la forma correcta a las células.

Beneficios de los paneles solares negros

Las ventajas que tienen las placas solares fotovoltaicas no dependen en sí del color de su superficie. Sin embargo, dicho color se asocia al tipo de panel y por ende a sus características y beneficios.

BeneficioMotivo de la ventaja de los paneles solares negros
Mejor con el calor✓ El aumento de temperatura no afecta tanto a su rendimiento, y generación de electricidad
Eficiencia✓ Los paneles monocristalinos tienen una mayor eficiencia que los policristalinos, gracias al silicio con el que están fabricados. Aunque el precio total de la instalación, no dependerá solo de la cantidad de paneles a instalar, sino que se verá afectado por el precio de cada modelo.
Absorbe más luz✓ Las celdas monocristalinas tienen la capacidad de absorber mayor cantidad de luz, por lo que aumentan su rendimiento frente a los policristalinos
Ahorro de espacio✓ Al tener mayor rendimiento, necesitamos menos sitio para generar la misma cantidad de electricidad, que con los policristalinos
Rendimiento con poca luz✓ Son capaces de aprovechar mejor la luz difusa en días nublados, al amanecer y al anochecer
Mayor vida útil✓ Por sus características, duran más años produciendo electricidad

Beneficios de los paneles solares azules

Los paneles solares azules son por lo general formados por silicio policristalino. La propia configuración y propiedades del cristal propician una serie de características que favorecen los siguientes beneficios.

BeneficioMotivo de la ventaja de los paneles solares azules
Ecológicos✓ No se desperdician los cristales de silicio por no ser perfectos, reduciendo el consumo energético durante su fabricación
Económicos✓ Los procesos de fabricación han mejorado, haciendo mucho más económicos los paneles azules policristalinos
Rentables✓ Al disminuir sus precios, hacen que su menor eficiencia se vea compensada, favoreciendo su rentabilidad económica frente a los paneles negros policristalinos

¿Cuál es el mejor para tu casa?

Los dos tipos de paneles solares azules y negros que hay en el mercado tienen otras diferencias aparte del color. El precio de cada uno de ello, sus potencias pico o su tamaño, por ejemplo. Pero ¿cuál es el mejor panel para nuestra vivienda? A priori no hay uno que sea mejor que otro. Cada uno tiene sus características, y en función de estas se adaptarán mejor a una instalación o tejado, que a otro.

Por ello hacemos un pequeño resumen de los paneles solares azules o negros, para comprobar cuál se adapta mejor a cada caso.

Paneles solares negros monocristalinos.

  • Se caracteriza por el silicio de alta calidad
  • Al tener una mayor eficiencia necesitamos menos espacio para las placas solares
  • Tienen una vida útil más larga
  • Desgraciadamente, se fabrican mediante un proceso de producción de energía intensiva que genera muchos residuos
  • Y como último factor, su precio más alto

Paneles solares azules policristalinos.

  • Se caracteriza por un silicio de menor calidad formado por diferentes cristales visibles
  • Tienen una menor eficiencia energética
  • Requiere un poco más de espacio en nuestro tejado para producir la misma cantidad de energía que los paneles negros
  • Su proceso de fabricación es menos complicado y tienen una producción de desechos menor
  • Su fabricación ha mejorado mucho haciendo que sean más económicos

Según este pequeño resumen de características, la elección entre los tipos de paneles solares azules o negros, dependerá de diferentes aspectos. Podremos decidir en función del espacio que tengamos en nuestro tejado. O por la diferencia de precio entre unos y otros. Por la huella de carbono que se genera, si nos preocupa el perjuicio al medio ambiente. Etc.

Sin embargo, lo importante es que nos sumemos al autoconsumo, usemos energías limpias y cuidemos del medio ambiente.

Inversor solar: características y funciones

Cuando hablamos de una instalación de placas fotovoltaicas podemos llegar a pensar que basta con conectar los paneles a la red eléctrica. Lo cierto es que, entre los paneles solares y el electrodoméstico de consumo final, existen dispositivos tan importantes como el inversor solar. Se podría decir que es el corazón de nuestra instalación, incluso el cerebro. Ya que si los paneles captan la energía, sin el inversor no se podría transformar al voltaje de uso doméstico. Es decir, un sistema no podría funcionar sin el otro. A continuación veremos cómo funcionan los inversores, dónde se instalan y qué características tienen.

¿Qué es un inversor solar?

El inversor solar es el equipo encargado de transformar la corriente eléctrica continua en corriente eléctrica alterna. Convierte la energía que producen los paneles solares en energía de uso doméstico y así poderla utilizar en nuestros electrodomésticos o en la iluminación de la vivienda. Además, los inversores fotovoltaicos más recientes permiten monitorizar la producción y los consumos de electricidad. De esta forma podemos optimizar los rendimientos máximos de las placas solares y tener un mejor control del consumo energético de la vivienda.

Seguramente ya te habrás dado cuenta de que los inversores solares son el cerebro y corazón de la instalación solar. Si bien el corazón del cuerpo humano es el encargado de distribuir la cantidad correcta de sangre por todo el cuerpo, el inversor recibe la energía, la convierte y la distribuye por los diferentes dispositivos de la vivienda. Ya sea para consumirla, cargar las baterías o incluso verterla a la red eléctrica. Midiendo así todo lo que ocurre en la instalación, controlando la intensidad y tensión que producen las placas solares y detectando si aparece algún problema.

¿Qué tipos de inversores fotovoltaicos existen?

Previamente podemos adelantar que cuando buscamos un inversor solar encontraremos que todos tienen la misma función básica para la transformación energética. Sin embargo, están fabricados con diferentes tecnologías y funciones complementarias. Además la elección de este vendrá influida por el tipo de sistemas fotovoltaico compatible si se requiere un funcionamiento óptimo. Veamos que tipos de inversores existen y en que se diferencian:

Micro-inversor. Este inversor de menor tamaño esta pensado para convertir la corriente eléctrica que genera un solo panel solar. De esta manera se puede conectar cada micro-inversor a cada placa fotovoltaica en caso de que se requiera individualizar los consumos. Con esta modalidad podemos llevar un seguimiento individual de cada panel solar y calcular el rendimiento pico. También es cierto que el precio total de la instalación en conjunto será mayor.

Inversor solar híbrido. El inversor solar híbrido es ideal tanto para instalaciones conectadas a la red como en instalaciones aisladas. Se programa para inyectar energía a la red y almacenar la energía producida en baterías. A modo de garantía estos dispositivos optimizan la energía generada, creando un equilibrio de ahorro energético.

Inversor solar ‘String’ o cadena. Este inversor es uno de los más conocidos en el mercado ya que se utiliza en instalaciones de paneles fotovoltaicos conectados en serie. Son conocidos como inversores en cadena y algunas de sus ventajas son el bajo precio de coste y el fácil mantenimiento.

Optimizador de potencia. Este sistema es la versión reducida del inversor solar String. Consigue combinar las características de un micro-inversor con la conectividad de un inversor en cadena. Se instalan de manera individual en la parte trasera del panel solar y envían la electricidad a un inversor central tipo String (tipología de conexión estrella). Su principal función es minimizar las pérdidas del sistema de energía solar fotovoltaico. Con este sistema se optimiza el rendimiento de una instalación, haciéndolos más eficientes que los inversores de cadena. Además, no son tan caros como otros inversores.

Módulos inteligentes o Smart modules. Estos inversores son la evolución de los optimizadores de potencia y también se encuentran integrados de manera individual detrás de cada placa solar. Consiguen aumentar la productividad ofreciendo ventajas de fácil instalación y costes reducidos. Son aptos para todo tipo de paneles solares y garantizan a seguridad en la instalación. Esto se debe a que los módulos trabajan con voltajes bajos y por esa razón no existe el riesgo de producir una descarga eléctrica. Sin embargo, el coste de estos módulos inteligentes es mayor en comparación a otros inversores solares como el String.

Otros tipos de inversores. En el mercado encontramos algunos tipos de inversores más con otras funciones y de diferentes fabricantes que facilitan la instalación al cliente final. Entre los más destacados encontramos los inversores-cargadores o el regulador de carga cuya función es proteger las baterías de sobrecargas y garantizar un uso correcto. Y entre los inversores más nuevos encontramos diseños domóticos que permiten controlar aun más los consumos energéticos en base a nuestra experiencia en la vivienda. Deciden en que momento suministrar la electricidad para el consumo del hogar.

¿Qué características debe cumplir un inversor solar?

El inversor solar no solo es un convertidor de energía eléctrica sino que también nos aporta otras características importantes a nuestra instalación:

Características Beneficios
Optimización de la instalación Si elegimos un buen inversor podemos optimizar la producción solar. Podemos sacar mayor rendimiento y tener un mejor control del consumo de la instalación para no derrochar energía y emplear la necesaria en los momentos de mayor demanda
Asegurar la potencia máxima El inversor debe ser capaz de transformar toda la energía que produzcan los paneles fotovoltaicos. Para ello es fundamental que la potencia de transformación sea máxima para obtener toda la capacidad posible
Proporcionar protección Otra de las misiones que tiene el inversor solar es proteger la instalación de posibles problemas fotovoltaicos. En caso de que se detecte un corto circuito, caída de la red o fallo de algún componente se debe parar la producción eléctrica
Registrar y monitorizar la instalación Registrar y controlar el consumo es importante para tener un historial de consumos del que se puede optimizar el funcionamiento. La electricidad generada nos permitirá verificar el correcto funcionamiento de nuestra instalación. Y en su caso, solucionar el problema que pueda surgir

¿Qué potencia debe tener el inversor solar?

La elección del inversor vendrá acorde con la magnitud de potencia que tenga el sistema fotovoltaico. Serán los instaladores quienes, tras previo estudio, puedan determinar la potencia que podrá soportar el inversor solar. Por ejemplo, si vamos a instalar un sistema de 5 kW, para cubrir todas nuestras necesidades energéticas, necesitaremos un inversor solar también de 5 kW. Sin embargo, si nuestra intención es instalar un sistema de 4 kW y en el futuro aumentamos de potencia, lo más recomendable es pensar en un inversor de mayor capacidad. De esta forma podrá absorber la producción futura.

¿Qué precio tienen los inversores solares?

Por lo general, los inversores solares pueden variar por diferentes aspectos. Entre ellos, la calidad o funciones del inversor, la potencia de salida o, si trabaja en monofásica o trifásica. Partiendo de este punto podemos encontrar inversores fotovoltaicos con precios desde los 400 hasta los 1800 €. Los micro-inversores quedarían fuera de este rango. Son más económicos, pero necesitamos uno por cada placa solar.

¿Conoces los sistemas de aire acondicionado VRV?

Los sistemas de aire acondicionado VRV, o también llamado VRF en inglés (Variable Refrigerant Flow) se instalan para climatizar varias estancias o habitaciones a través de una sola unidad exterior. Aunque su estructura es muy similar al aire acondicionado multisplits, se categorizan dentro de los equipos de aire acondicionado de expansión directa. Dependiendo de su composición de dos o tres tubos puede suministrar calor y frío simultáneamente. Veremos cómo están diseñados y cuáles son las características más importantes de estos sistemas.

Composición de los sistemas multizona VRV

Los sistemas de multizona VRV están compuestos por una red de conductos y aparatos que permiten climatizar de manera uniforme diferentes zonas en la vivienda. El sistema VRV fue diseñado por Daikin en el año 1982 como una versión mejorada de los aires acondicionados multisplits. La gran popularidad de estos sistemas se debe a su capacidad de modular individualmente cada aparato interior y poder incorporar la tecnología de recuperación de calor. Veamos que componentes constituyen estos sistemas tan eficientes de climatización:

Red de distribución: Este grupo engloba todas las tuberías de cobre aisladas que distribuyen uniformemente el gas refrigerante desde el equipo de generación térmica hasta los climatizadores. Además pueden ser de dos o tres tubos. Con una distribución de dos tubos puede dar aire caliente o frio. En cambio con tres tubos es un poco más complejo de montar pero podemos conseguir verter aire caliente y frio simultáneamente en la estancia. La distribución de tres tubos está destinado y recomendado para instalaciones comerciales de medio o gran tamaño.

Equipo de generación térmica: Este aparato externo es una bomba encargada de enfriar o calentar el gas refrigerante por medio de un circuito de aire cerrado.

Climatizadores: Estos sistemas internos son los encargados de calentar o enfriar el aire de la estancia tras el previo intercambio de energía en el equipo de generación. Será el encargado de verter el aire directamente a la temperatura que marquemos.

¿Cómo funciona el aire acondicionado VRV?

El funcionamiento de los sistemas de VRV es muy similar al de los aires acondicionados multisplits. A modo de resumen, el gas refrigerantes se somete a cambios de presión a lo largo del circuito cambiando la temperatura del aire a su paso. Si queremos frío, absorbe el calor de la estancia y lo vierte al exterior a la vez que se vierte aire frio en el interior. En cambio, si queremos calor el sistema invierte el ciclo generando calor en la estancia. No obstante, veamos el funcionamiento más en profundidad para entender mejor el proceso.

Los sistemas de VRV cuentan con una unidad exterior, tuberías de cobre por donde circula el gas refrigerante y varias unidades interiores que contienen la válvula de expansión y el evaporador. La diferencia entre estos y los aires acondicionado multisplits se encuentra concretamente en la caja de control entre la unidad interior y exterior. Regulan el flujo del refrigerante gracias a los sensores del termostato, mandando señales según la demanda de calor o frío. De esta forma el compresor aumenta su velocidad ya que tiene que subir la presión. Cuando las unidades internas ya no requieren más climatización, la caja de control no envía refrigerante y se ralentiza el compresor.

Además los sistemas VRV cuentan con un compresor inverter que varía la velocidad según la necesidad de climatización. Esto permite proporcionar la presión exacta independiente del número de unidades internas. También la unidad exterior cuenta con un mecanismo que evapora o condensa el gas refrigerante. Luego este gas refrigerante se distribuye por las tuberías hasta llegar a las unidades interiores. A diferencia de las bombas de aerotermia, estos sistemas cuentan con la ventaja de variar el volumen de refrigerante aportado a las baterías de condensación-evaporación.

¿Para qué tipo de vivienda se recomiendan los sistemas VRV?

Aunque esta tecnología lleva más de 80 años en desarrollo en Japón se ha empleado en todo tipo de edificios comerciales, oficinas, hospitales, estatales o públicos. Su alto nivel de eficiencia los convierte en unos de los sistemas más instalados en edificios de gran magnitud. Esto no significa que no se puedan instalar en viviendas unifamiliares o bloques de viviendas. Al contrario, consiguen una climatización aún más eficaz en viviendas de menos metros al disponer de mejor zonificación. Además tienen la capacidad de climatizar al completo por ejemplo, un hotel de pocas habitaciones. Se puede instalar múltiples unidades interiores con regulación independiente en cada habitación.

¿Y en residencias se pueden instalar? Resultan una excelente opción para residencias de 5-10 viviendas. Esta tecnología no solo adapta la demanda al consumo energético sino que además puede variar la temperatura en cada estancia independientemente. Esta instalación tan rentable puede climatizar las estancias mejorando el confort de los usuarios. Si aun no lo tienes muy claro puedes asesorarte con un experto en la materia.

Beneficios de los sistemas VRV

Ventajas Características
Zonificación Permiten gestionar la climatización de las estancias de manera individual sin afectar a los demás espacios
Mantenimiento El mantenimiento es bastante sencillo y rápido a diferencia de otros sistemas de climatización. Se debe controlar con frecuencia los niveles del gas refrigerante
Ahorro energético El ahorro energético que generan los sistemas VRV oscila entre el 10-25%. Solo usan la energía necesaria y no requieren de una gran carga de corriente para la puesta en marcha
Confort Gracias a la tecnología inverter se puede alcanzar temperaturas deseadas en poco tiempo. Se logra mantenerla dentro de un rango estable de variación y evitamos cambios drásticos de temperatura
Fácil instalación Su instalación es bastante sencilla. Su destacado sistema modular alterna el uso de compresores extendiendo la vida útil del sistema.

Se pueden elegir distintas combinaciones de condensadoras para alcanzar la capacidad y el espacio requerido a climatizar

 

 

Energía solar: Horas de luz solar

España es uno de los países que más disfruta del sol en el mundo a lo largo del año. Concretamente nos beneficiamos alrededor de unos 300 días al año de luz y calor de manera gratuita. Claro que no siempre con la misma intensidad, ni durante el mismo tiempo durante las diferentes estaciones. Pero sí que podemos sentirnos afortunados en relación a otros países del norte de Europa en los que la media de días disminuye considerablemente. Ahora bien, si disponemos de una gran cantidad de luz, ¿por qué no sacar el máximo rendimiento de ella? Si nuestra idea es instalar placas solares térmicas o fotovoltaicas, debemos estar bien informados. Podemos comenzar valorando que cantidad de luz solar llega a nuestra vivienda y cuantas horas podemos aprovecharla.

¿A qué países afecta más la luz solar?

Evaluar que zonas son más potenciales para aprovechar la energía solar y convertirla en calor o electricidad es un tema que se habla en todas las cumbres energéticas a nivel global. En el planeta se observa una distribución bastante regular de horas de luz solar, desde los polos donde existe menos radiación solar hasta zonas desérticas y tropicales donde se concentran más horas de luz solar. Por ejemplo, la zona del desierto del Sáhara en Níger alcanza valores de 3.800 horas de luz al año mientras que el norte de Laos y Vietnam, a pesar de estar a la misma latitud, apenas llegan a las 2.200 horas de luz solar anual. O en EE.UU., la zona del desierto de Nevada tiene alrededor de 4.000 horas de luz solar al año mientras que en Carolina del Sur, llegan a las 2.600 horas al año.

A nivel global se analiza, no solo que zonas cuentan con un gran número de horas de luz solar al año, sino también donde se puede sacar mayor aprovechamiento energético. El modelo energético que se quiere obtener plantea como imprescindible la utilización de la captación solar para el aprovechamiento de la energía solar en industrias o autoconsumo. Los objetivos para el 2030, simula que 2/3 de la población mundial pueda abastecerse de la energía fotovoltaica. Y para el 2100 el 70% de la energía mundial sea de origen solar. Esto visualiza un horizonte energético muy sostenible para todo el planeta.

¿Qué zonas de España tienen más horas de luz?

España tiene una situación privilegiada, respecto a otros países del norte, ya que la cantidad de radiación solar es muy favorable. Depende mucho de la ubicación geográfica, la climatología y de la latitud y longitud. Aunque todos sabemos que los inviernos en España tienen menos horas de sol y en verano muchas más, el abastecimiento de energía solar puede ser unos de los puntos fuertes. No solo para almacenarla sino también para transportar grandes cantidades de electricidad sin muchas pérdidas energéticas. Por lo cual, podemos aprovechar los beneficios que nos aportan tanto las placas solares térmicas como fotovoltaicas.

En algunas zonas con mayor incidencia como las provincias de Murcia, Sevilla, Alicante, Badajoz, Almería, Islas canarias o Baleares, se puede sacar una gran productividad ya que disponen de muchas horas de luz. Pero esto no significa que todas las provincias tengan las mismas cantidades anuales. Además no es sencillo determinar a qué hora sale el sol y a qué hora se pondrá en las diferentes épocas del año. De hecho, para medir la cantidad de sol se utiliza un instrumento llamado heliógrafo.

Los datos que nos aporta el heliógrafo revelan que en zonas del norte como Cantabria, País Vasco, Galicia y alto Ebro los valores oscilan sobre las 1.600 – 2.000 horas de sol al año. Por lo cual, amortizar un sistema de energía solar en estas zonas lleva más tiempo. Por otro lado, en las zonas más bajas al sur de España como Mallorca, Menorca, Islas Canarias o Ibiza si llegan a valores de 2.800. En estas zonas, la rentabilidad es mayor. Además, en zonas medias también podemos encontrar grandes cantidades de hora de luz. Por ejemplo en la zona de Madrid, alrededor de 2.700 horas al año y en la Comunidad Valenciana hasta 2.600 horas.

¿Funcionan los paneles solares con pocas horas de luz?

Esto es una duda que muchas personas tienen cuando se plantean instalar paneles solares en su vivienda. La respuesta tiene muchos matices pero es sencilla. Sí, los paneles solares pueden funcionar en la etapa de invierno aunque esté nublado. Los días soleados son los más ideales, pero no son imprescindibles para seguir obteniendo rendimiento solar. Incluso cuando el sol no da directamente a las placas solares, estas pueden cargar energía igualmente. Lo hacen con cualquier tipo de luz, aunque sea artificial. Atraen diversas longitudes de ondas, incluso aquellas que consiguen atravesar las nubes. ¿Nunca te has quemado la piel en un día nublado?

Beneficios del uso de luz solar

Beneficios Energía solar Fotovoltaica Energía solar Térmica
Coste e inversión Inversión inicial un poco elevada pero se puede amortizar en un periodo de 5 a 7 años Inversión media-alta y se consigue amortizar en un periodo de 7 a 8 años
Ahorro Se consigue un ahorro al utilizar como combustible gratuito la energía solar
Eficiencia Gran eficiencia energética al transformar la luz del sol en electricidad Eficiencia energética muy alta, pero con consumo de electricidad para su funcionamiento
Medio ambiente No genera residuos en su funcionamiento
Consumo No consume energía en su funcionamiento y consigue almacenar electricidad Consumo muy poca energía para mover los fluidos caloportadores
Mantenimiento Si se mantienen limpias de manera periódica pueden funcionar correctamente mucho tiempo No requieren mucho mantenimiento pero se deben revisar periódicamente para evitar estancamientos

 

Control inteligente de calefacción

El control inteligente de calefacción es mucho más que solo controlar la temperatura a distancia en una vivienda. Gracias a los dispositivos domóticos podemos ahorrar entre el 15 y 25 % en el consumo de combustible como la electricidad, biomasa, gas o gasoil. Y no solo eso, sino que además alargan y mejoran el confort en la vivienda al tener la temperatura deseada en todo momento. ¿Quieres saber como aumentar la eficiencia energética de la calefacción de tu vivienda? Sigue leyendo y descubre todas las claves de aplicar domótica en tu calefacción.

¿Qué sistemas de calefacción puedo ‘domotizar’?

Si has pensado que tu calefacción es muy antigua y no es domotizable, este artículo te hará ponerlo en duda. Dicho esto, podemos afirmar que la mayoría de los sistemas de calefacción se pueden domotizar. Comenzando desde el propio enchufe donde tu estufa eléctrica se conecta a la red eléctrica hasta poder establecer una programación de encendidos y apagados independientes. Esto lo que genera es poder disfrutar de una temperatura deseada en casa momento teniendo en cuenta parámetros como temperaturas exteriores, personas en la vivienda, horas de consumos más eficientes…

Sistemas principales para la generación de calor como pueden ser calderas (gas, pellets, gasoil o electricidad) o bomba de calor, pueden ser controlados a distancia siguiendo patrones de consignas de temperaturas. Por otro lado, los elementos emisores como pueden ser los radiadores, suelo radiante, estufas o fancoils pueden domotizarse también de manera independiente a través de actuadores. Y en medio de los sistemas de generación y los sistemas emisores encontramos los elementos de control y corte como son: los sensores de temperatura o humedad, termostatos, electroválvulas u otro; que también pueden ser domotizable.

¿Qué marcas de domótica existen para controlar la calefacción?

Si estás dispuesto a domotizar tu sistema de calefacción debes elegir dispositivos que sean compatibles y cumplan su función con el aparato térmico. Existen una gran variedad de empresas que desarrollan dispositivos de tecnología inalámbrica y cableada para hacer más fácil el control de los sistemas de calefacción. Una de las recomendaciones a la hora de elegir una marca es procurar que tenga una gran compatibilidad con otras marcas. Veamos que marcas existen y en que se caracterizan:

ABB

Marca sueca que desarrolla dispositivos de climatización y calefacción a través de la tecnología KNX. Estos elementos de control se especializan en sensores de gestión inteligente para edificios de gran envergadura como hoteles, naves o edificios residenciales.

Delta Dore

Fabricantes de elementos para el control de calefacción, climatización, equipos multimedia o iluminación. Su pasarela LifeDomus permite tener control multiperfil de una gran cantidad de sistemas domóticos compatibles.

GSM

A través de telefonía móvil GSM se fabrican nuevos productos de electrónica de control. Esta tecnología permite conectar eléctricamente un sistema de calefacción a distancia. Solo basta con que el receptor tenga una tarjeta telefónica instalada que dependiendo de la señal que le enviemos, hará de interruptor para encender o apagar.

Momit

La marca de sistema de objetos conectados de Momit, se controlan de forma fácil e inalámbrica a la calefacción domótica. Es ideal para sistemas de calefacción donde hay un termostato general de 2 hilos, o incluso en zonas donde existen electroválvulas con termostatos.

Olimpia Splendid

Sus sistemas de control de calefacción están diseñados para instalaciones residenciales de alta eficiencia energética. Integran las ventajas energéticas de los generadores de bomba de calor, con las ventajas de confort de los terminales Bi2. También añaden la posibilidad de gestionar cada unidad localmente o de forma remota.

Vaillant

Este fabricante de sistemas de calefacción y ACS contiene una gama de dispositivos domóticos y diferentes módulos de extensión que permiten añadir dos circuitos adicionales a un sistema. Ambos circuitos pueden programarse a través de la central o de un dispositivo remoto VR90 independiente.

Zodiac

Esta marca ha creado dispositivos domóticos que permiten un control avanzado y personalizado de todos los equipos, en este caso para piscinas. Su funcionamiento centraliza toda la información permitiendo las siguientes funciones: calefacción de la piscina, iluminación, tratamiento del agua, filtración, limpieza y animación acuática.

Z-Wave

La tecnología inalámbrica Z-Wave utiliza ondas de radio de baja energía para comunicarse de un aparato a otro. Se utiliza para domótica integral y multipropósito soportada por multitud de fabricantes. Esto permite el control inalámbrico de electrodomésticos y otros dispositivos. Entre sus usos encontramos el control de iluminación, sistemas de seguridad, termostatos, ventanas, cerraduras, piscinas y garaje abre puertas.

5 beneficios de domótica en la calefacción

Los beneficios de incorporar dispositivos de domótica a tu sistema de calefacción tradicional son numerosos. Pero hay algunos que resaltan al poco tiempo de empezar a usarlos. Hemos creado un resumen sobre los beneficios más destacados por los que muchos usuarios se animan a instalar esta tecnología en sus viviendas.

Beneficios Propiedades
Accesibilidad Facilidad en el uso de los equipos en la vivienda sin grandes esfuerzos. Además, es ideal para personas con discapacidades
Gran confort Se encarga de controlar la calefacción para mantener una temperatura ideal según programación horaria
Ahorro de energía Permite controlar y gestionar la calefacción, así como la iluminación y los electrodomésticos de la vivienda de manera inteligente. Gracias a los

sistemas de monitorización podemos controlar el consumo y mejorar la eficiencia energética

Mayor seguridad Contiene alarmas que detectan incendios, fugas de gas, problemas de calefacción, inundaciones, u otros. También pueden simular movimiento sin necesidad de estar en la vivienda
Control de zonas Nos permite poder crear zonas a diferentes temperaturas a lo largo del día con programación de rutina. De este modo se puede calentar sólo las partes de la casa o la oficina que realmente necesitan calor. Algo evidente para un ahorro de energía a lo largo de la jornada

 

Combinar bomba de calor y energía solar

Combinar bomba de calor y energía solar ya se ha convertido en uno de los sistemas más eficientes para climatizar las viviendas. Su funcionamiento permite extraer energía calorífica del aire, agua o subsuelo de manera rentable y sin consumir mucha energía. Pero esto no es todo, ¿te imaginas combinar las funciones de la bomba de calor con energía solar? La energía solar puede agregar calor y electricidad a la bomba de calor de una forma ecológica y renovable. ¿Quieres saber cómo funcionan y que ventajas trae su combinación? A continuación, te lo detallamos.

La combinación de la bomba de calor con energía solar ofrece una independencia energética a las viviendas. De esta manera, aunque sigamos conectados a la red eléctrica notaremos como las facturas bajan considerablemente. Por un lado la energía solar térmica ayuda a que la bomba de calor no necesite trabajar tanto para generar agua caliente. Por otro lado, si combinamos la instalación con fotovoltaica, la bomba de calor podrá surtirse de gran parte de la energía eléctrica generada por los paneles.

Con ambas combinaciones, conseguimos que la bomba de calor no consumo tanta electricidad de la red. Un ahorro que se ve reflejado bien cuando aportamos el agua caliente o cuando aportamos la electricidad. Además, desde el punto de vista del usuario, nos podemos beneficiar del agua caliente ya que podemos darle uso sanitario en la cocina o el baño.

Bomba de calor con paneles fotovoltaicos o térmicos

Al combinar la bomba de calor con energía solar se ahorra de una forma ecológica en las facturas de electricidad. Y obviamente si optamos por estos sistemas, el ahorro es aún más apreciativo si lo comparamos con calderas de gas, gasoil, pellets u otros combustibles fósiles. Ya sea de aerotermia o geotermia, las características de la bomba de calor la hacen ser una de las opciones más eficientes en la lista de “sistemas ecológicos”. A continuación, veremos cómo se combina a la perfección con paneles fotovoltaicos o térmicos:

Bomba de calor y energía solar fotovoltaica

La instalación de energía solar fotovoltaica nos genera gran parte de la electricidad que requiere la bomba de calor en su funcionamiento. Tanto en verano como en invierno, los paneles fotovoltaicos son capaces de proporcionar electricidad a la bomba para no depender tanto de la red eléctrica. Además se puede apreciar una ventaja significativa si comparamos con los paneles térmicos. Mientras que con los paneles térmicos el agua caliente sobrante no podemos emplearla en otros electrodomésticos, la energía excedente de los paneles fotovoltaicos si podemos utilizarla en otros requerimientos eléctricos de la vivienda.

No obstante, la combinación de bomba de calor y energía fotovoltaica es una de las soluciones más rentables y ecológicas del mercado. Los paneles fotovoltaicos pueden trabajar a pleno rendimiento aunque no se esté utilizando la bomba de calor. La electricidad que no consuma la bomba de calor la podemos verter a la red con compensación.

Bomba de calor y energía solar térmica

La combinación de placas solares y bomba de calor también es una forma muy rentable de proporcionar ACS y calefacción a tu vivienda. Eso si debemos ser conscientes que este tipo de sistema le vamos a sacar más rendimiento en días fríos de invierno que en verano. Por eso el cálculo de placas solares debe ser el justo para las necesidades de nuestra vivienda. También la bomba de calor puede suministrar refrigeración si se combina con un suelo radiante refrescante por ejemplo. Esta es una de las grandes diferencias respectos a las calderas que solo suministran agua caliente.

Combinar la bomba de calor y las placas solares térmicas compensa el trabajo de generar agua caliente. Esto hace que la bomba de calor trabaje menos y se reparta el trabajo de calentar el agua. Solo se pondrá en marcha cuando las placas solares térmicas no sean capaces de cubrir la demanda que requiere la vivienda.

Ventajas de combinar bomba de calor con energía solar

Reduce huella de carbono. Utilizar la energía solar para calentar agua reduce la dependencia de otros sistemas que emplean combustibles fósiles. Esto ayuda a reducir el vertido de gases de combustible a la atmósfera.

Energía gratis e inagotable. La energía solar es 100% gratis e inagotable por lo que podemos abastecernos de por vida. Ha iluminado nuestro planeta durante años y seguirá haciéndolo mucho tiempo por lo cual podemos amortizar y sacar rendimiento a largo plazo.

Mantenimiento simple. El mantenimiento que requiere tanto la bomba de calor como el sistema de energía solar es económico y sencillo. Manteniendo ambos sistemas nos aseguraremos de alargar la vida de los equipos por encima de los 25-30 años.

Subvenciones y ayudas. Todos los años se destinan fondos por parte de las diferentes administraciones públicas para que la instalación de estos sistemas renovables sea más asequible.

Amortización. Normalmente la amortización de estos sistemas se consigue a los 5-8 años de uso. Aunque desde el comienzo de utilización, se consigue rebajar las facturas lo que hace de esta combinación más atractiva.

Revalorización. La instalación de este sistema combinado hace que la vivienda alcance un valor más alto en autosuficiencia.

Reduce el consumo energético. Se reduce considerablemente la dependencia de la red eléctrica para generar calor, reduciendo hasta un 70% la factura de calefacción.