Archivos de Autor: Hogarsense

Controlar la iluminación a distancia con domótica

¿Sabías que la primera lámpara incandescente se registra por el año 1879 de manos del inventor Thomas Alva Edison? Como resultado de este avance tecnológico, se origina la primera instalación eléctrica compuesta por 115 bombillas. Ahora bien, si hace 150 años hubiéramos planteado la pregunta de “¿se podría controlar este sistema de iluminación a distancia?” seguramente nos hubieran tachado de locos.

La tecnología de control de iluminación sigue en pleno desarrollo e innovación tanto en la infraestructura cableada como inalámbrica. Quizás hace un siglo lo que podía parecer una idea “absurda o loca” hoy forma parte de la realidad y ha llegado para quedarse. Hoy puedes tener el control absoluto sobre el sistema de iluminación en tu hogar, local, edificio o espacio abierto. Gracias al control de iluminación por domótica puedes ahorrar hasta un 25% del consumo energético. ¿Quieres saber cómo automatizar y monitorear la iluminación en tu vivienda?

¿Cómo se controla la iluminación con domótica?

Controlar la iluminación de nuestro hogar a distancia hoy en día es posible gracias a los dispositivos de domótica. El objetivo principal de estos dispositivos es distribuir la cantidad adecuada de luz en el espacio y tiempo requerido. Tanto si se instalan en interiores o exteriores de las vivienda como si los adaptamos a espacios residenciales, industriales o comerciales. Estos sistemas se basan en controlar diferentes redes de comunicación que enlazan varios componentes diseñados para regular la iluminación. Gracias a esto, se consigue supervisar toda la instalación de iluminación desde un dispositivo central que manda las señales a los actuadores.

Al principio los dispositivos de control de iluminación domótica se utilizaban para generar ambientes que mejoraran la estética del espacio. Algo fuera de lo común, si lo comparamos con el típico interruptor de encendido/apagado, que ofrece una mayor comodidad y confort al usuario. Además, el uso frecuente de esta tecnología ha generado un gran ahorro en el consumo eléctrico de iluminación en los espacios.

También, la capacidad de eficiencia energética hace que estos dispositivos formen la base de iluminación contemporánea y del futuro. Debemos tener claro que si nuestra vivienda cuenta con un sistema de domótica, se pueden obtener reconocimientos de gestión energética como la certificación LEED.

Gestiona la iluminación de tu vivienda con domótica

Lo principal, cuando se plantea automatizar o controlar de manera inteligente la iluminación de nuestra vivienda, es tener claro que espacios se requieren domotizar y cuantificar a que dispositivos afecta. Cuando hablamos de tener un control de iluminación inteligente, no se trata de controlar solo una bombilla a través del Smartphone, por ejemplo. La domótica puede llegar más allá, automatizando y programando nuestra vivienda al completo. Para conseguir este control unificado, también, es importante contar con un sistema de monitorización conjunto, o también llamado ecosistema.

Ideal sería poder tener nuestra instalación domótica con dispositivos de los mismos fabricantes o similares de tal manera que puedan ser compatibles. En otras palabras, cada dispositivo debe permitir la integración de productos de otros fabricantes. Esto nos permite por ejemplo, programar rutinas de automatización o controlar el asistente de voz desde otro dispositivo de diferente marca. Además de la compatibilidad entre dispositivos, también debemos conocer y diferenciar cómo funcionan los actuadores, controladores y sensores.

Características y funciones

Actuadores

Controladores

Sensores

Controla la cantidad de corriente en uno o varios puntos del circuito.

Compara un valor o pulso de una variable con un valor deseado para producir una señal Esencial para conocer que requerimientos de luminosidad necesita el espacio

Consiguen regular la cantidad de luz por ejemplo, en una bombilla incandescente, fluorescente, halógenas o LED.

Regula la cantidad de luz que se encuentra en los espacios para que se adapte a la necesidad del usuario

Manda señales continuas al controlador para que se pueda regular la luminosidad a través de los actuadores

Se puede controlar a través de cableado o de forma inalámbrica vía bluetooth o Wifi. Su nombre comercial es tipo dimmers o interruptor todo/nada

Pueden operar mediante comunicaciones de protocolo TCP/IP Podemos obtener un mayor ahorro en las facturas de luz

¿Cuánto cuesta un sistema de iluminación por domótica?

Al momento de instalar un sistema de control de iluminación inteligente, el coste del servicio dependerá dos tipos de dispositivos.  Por un lado, el número de circuitos conmutados (puntos de luz y pulsadores) y por otro, la cantidad de circuitos regulados (pulsadores tipo ruletas o teclas de intensidad). Si hacemos una media para una casa estándar de 100-150 m2, el coste medio puede oscilar entre los 500-2.000 €. Si la vivienda es de mayor tamaño, lo cual supondrá más espacios y puntos de luz a controlar, el coste rondará sobre los 2.000-5.000 €. Y por último, si la vivienda es de lujo o con una zona exterior bastante amplia la cual debe ser controlada lumínicamente, puede ascender el coste hasta los 10.000 €.

A modo de resumen, si tu idea es empezar a probar que ventajas te pueden proporcionar el control de iluminación de tu vivienda con domótica, puedes encontrar en el mercado equipos y dispositivos de control inteligente por 100-300 €. Además, solo basta con poner a prueba el cambio que puede generar una bombilla normal por una inteligente (30-40 €). Se puede alcanzar hasta un 30 % de ahorro energético, ganando en comodidad y seguridad.

Baterías fotovoltaica: características y tipos

¿Sabías que una instalación de placas fotovoltaicas reduce la dependencia a la red eléctrica en un 25%? Pero, si además combinamos nuestro sistema con baterías solares, podemos conseguir hasta un 80%. La diferencia es notable ya que aunque estemos conectados a la red, podemos llegar a estar “casi” aislados de la red siendo autosuficientes energéticamente. Por supuesto, esta dependencia será mayor o menor en base a la calidad de las baterías y su rendimiento.

Y es que las baterías solares o células de almacenamiento de energía nos permiten almacenar y acumular la electricidad que generan nuestros paneles fotovoltaicos.  Gracias a esto podemos tener acceso a ella en cualquier otro momento. Por ejemplo, si tenemos un día nublado o en ausencia de luz en el que nuestra instalación fotovoltaica no produce suficiente electricidad.

En estos días, podemos hacer uso de la energía que se encuentra almacenada en las baterías. Por tanto, es una forma muy interesante de aprovechar la energía que se produce en la vivienda aunque no estemos en ella. Esto resultará en un ahorro en la factura de luz a final de mes. Veamos qué tipos de baterías existen y sus principales características.

¿Cuáles son las características más importantes de las baterías solares?

Veamos que cuatro aspectos básicos debemos tener en cuenta:

  1. Eficiencia de carga: representa la relación entre la energía que se almacena en el acumulador y la energía que realmente se puede almacenar. Lo ideal serán los valores que se acerquen al 100% de eficiencia de carga.
  2. Auto descarga: es el proceso en el cual la batería tiende a descargarse a pesar de que no se encuentre en uso. Esto suele pasar con todas las baterías en general.
  3. Profundidad de descarga: tiene que ver con la cantidad de energía que se obtiene cuando se realiza una descarga total (de 100 a 0%). Cantidad de energía que aporta la batería al sistema sin pérdidas.
  4. Capacidad: Es la cantidad de amperios (intensidad de corriente A) que se obtiene cuando se realiza una carga completa del acumulador eléctrico.

Tipos de baterías solares

Existen varios tipos de baterías solares y una gran variedad de modelos. No debemos olvidar que las baterías solares no tienen nada que ver con las baterías de un automóvil o de un sistema de computación. Este tipo de baterías se caracterizan por tener una vida útil superior que permiten descargas profundas y continuadas a diferencia de células de gran capacidad de almacenamiento. A continuación veremos qué tipos de baterías solares existen empleadas en las instalaciones fotovoltaicas:

Baterías AGM

Las baterías solares AGM, o también llamada de placa de vidrio sellada, están formadas por un electrolito absorbido entre los separados de fibra de vidrio y unas válvulas de regulación de gases para evitar las posibles pérdidas. No requieren mantenimiento y tienen una vida útil muy elevada ya que el número de ciclos carga-descarga es de muy buen rendimiento. Su diseño la hace más resistente a vibraciones y golpes, evitando que se pueda derramar electrolito. También son ideales y seguras para pequeñas instalaciones fotovoltaicas.

Baterías Monoblock

Este tipo de baterías se usan en diferentes sectores entre los que destaca energía solar fotovoltaica. Tienen una larga vida útil y se suele realizar el mantenimiento de manera anual controlando el nivel de electrolito. Se caracterizan por ser muy baratas y de instalación sencilla. Están compuestas por una fusión de plomo y ácido por lo que no pueden ser instaladas en lugares cerrados sin ventilación, ni en caravanas, ya que generan evaporación de gases.

Baterías de Litio

Las baterías de Litio son ideales para lugares con poco espacio o en sitios que no son cotidianos. No pesan tienen gran peso y ni emiten gases nocivos. Son 100% sostenibles y se caracterizan por ser de carga rápida con valores de autosuficiencia hasta un 60-70%. La durabilidad de estas baterías es bastante larga pudiendo llegar hasta los 20 años. Son un poco caras pero son muy eficientes y de gran rendimiento.

Baterías de Gel

Estas baterías son ideales y útiles para instalaciones solares fotovoltaicas aisladas o sin conexión de red. Destacan por su gran durabilidad ya que no necesitan mucho mantenimiento ni emiten gases nocivos. Lo bueno de este tipo de baterías de gel es que no conllevan peligro de derrame y tampoco generan vapores. Por ello se pueden instalar en sitios cerrados o sin ventilación.

Baterías Estacionarias

Las baterías estacionarias están compuestas por 6 vasos de 2V cada uno y pueden acumular grandes cantidad de energía eléctrica. Por lo general, tienen una vida útil bastante larga y se recomiendan para instalaciones de consumo diario y de largos periodos de tiempo. Son muy adaptables a cualquier tipo de instalación fotovoltaica ya que existe una gran variedad de modelos y capacidades.

¿Cuál es la vida útil de una batería solar?

Los estudios y ensayos recientes revelan que la vida útil de una batería solar suele rondar a los 10 años. Por lo general, en un batería en la que se realizan descargas y cargas superiores al 50% su vida útil se reduce en gran medida. Lo ideal es instalar la capacidad suficiente para que no se supere el 50% de la descarga. Además las baterías se ven fuertemente afectadas por la temperatura. Si se mantiene entre 20-25 ºC la vida útil puede rondar los 10 años. Pero si reducimos a 10 ºC la temperatura, la vida útil se rebaja a 5-6 años.

¿Cuántas veces se puede cambiar una batería fotovoltaica?

Normalmente, se deben cambiar las baterías solares cuando se aproxime el tiempo de vida útil para las que están diseñadas. Claro que esta dependerá de los ciclos de carga y descarga a las que se haya sometido las baterías solares. Mientras que la durabilidad de una instalación fotovoltaica suele rondar los 30-50 años, las baterías duran ¼ de este tiempo. Por lo cual, debemos cambiar entre 2-4 veces la baterías a lo largo de toda la vida del sistema fotovoltaico.

Esta media irá variando en función del tipo de batería. Por ejemplo, la batería solar de Litio solo se debe reponer una sola vez. En cambio, las baterías estacionarias o de Gel se deben cambiar de 2 a 3 veces en algunos casos. También las baterías solares AGM se deben cambiar al menos 3 veces. Mucho menos que las baterías Monoblock que requieren un cambio mínimo de 6 veces.

Seguidor solar: ¿qué es y para qué sirve?

Un seguidor solar o solar tracker es un sistema que acompaña el movimiento del sol. Instalar seguidores solares es realmente interesante en instalaciones fotovoltaicas sobre terreno. Lo que se pretende conseguir es que las placas solares estén lo mejor dirigidas al sol durante todo el día. Gracias a los seguidores solares, los paneles solares pueden orientarse de tal forma que su base forme 90° con los rayos solares.

En la Grecia antigua encontramos las primeras referencias al uso de la energía solar. Fue durante la batalla de Siracusa en el siglo III a.C. donde Arquímedes se valió de unos espejos de bronce con forma hexagonal para reflejar en ellos los rayos solares y concentrarlos en la flota romana con el fin de acabar con ella.

Aunque no tenemos constancia del sistema utilizado por aquel entonces por Arquímedes, podemos deducir que seguramente utilizó la fuerza del hombre para crear  el movimiento que ayudase a reflejar los rayos del sol y así incidieran sobre los barcos del enemigo.

Pero, de  lo que sí tenemos constancia, gracias a los grabados de la época, es del invento del químico francés Antoine Lavoisier. Era un horno capaz de fundir metales, formado por dos lentes muy potentes que concentraban la radiación en un punto fijado. Esta máquina funcionaba gracias a varias poleas que ayudaban a orientar las lentes hacia el sol.

Si volvemos a nuestros días, a partir de la década de los ochenta comprobamos que el seguidor solar de una solo eje horizontal ha evolucionado comercialmente. Aunque, era una instalación mucho más compleja y de precio más elevado en comparación con una fija más simple.

Actualmente ya está mucho más aceptado en el mercado. Y es que el seguidor solar fotovoltaico horizontal de un solo eje supera las desventajas tanto mecánicas como de funcionamiento con respecto a otros sistemas.

Tipos de seguidor solar

Tipos de seguidores solares

Según el tipo de instalación (energía solar fotovoltaica convencional, energía solar fotovoltaica de concentración y energía termosolar de concentración) y las circunstancias de cada lugar, el seguidor solar será diferente:

Seguidor solar de un eje: los seguidores solares de un eje siguen el movimiento del sol en uno de los ángulos: azimutal, horizontal o en el eje polar.

Polar: el seguimiento lo realiza de forma oblicua con el eje de giro orientado al sur y en una inclinación fija.

Azimutal: gira sobre un eje en posición vertical y su ángulo coincide con la latitud de la instalación.

Horizontal: este es el más común y sigue el movimiento del sol durante todo el día, de este a oeste.

Seguidor solar de dos ejes: gracias a que el seguimiento se realiza en ambos ejes, la base de captación siempre se encuentra perpendicular al sol. Su capacidad de giro es de 360°. Dentro de este tipo, encontramos:

  • Monoposte: con un solo apoyo.
  • Carrousel: con varios apoyos a lo largo de una superficie circular.

¿Un seguidor solar en mi casa?

Si lo que queremos es instalar un sistema de paneles solares en el tejado de nuestra vivienda o en el garaje, instalar un seguidor solar no será viable. Esto, se debe a que son estructuras pesadas y complejas y ello puede afectar al tejado. Además, en tejados inclinados es aún menos recomendable ya que las placas solares no podrían realizar bien el movimiento.

En tejados planos sí que sería posible integrar a la instalación, un seguidor solar o solar tracker. Aunque en este punto es interesante comprobar que la amortización sea factible.

Si contamos con espacio disponible para instalar una o dos flores solares, como en un gran jardín, las placas solares sí que conseguirán tener un buen rendimiento. Así todo, lo adecuado es siempre acudir a instaladores profesionales para informarnos sobre datos técnicos y precios.

Rendimiento y rentabilidad del ‘solar tracker’

Los seguidores solares siguen al sol, al igual que lo hacen los girasoles del este al oeste. El ángulo de incidencia, que no es otro que el ángulo con el que los rayos del sol llegan a la placa solar, es un factor muy importante, a tener en cuenta, y determina lo bien que la placa solar convierte la radiación en electricidad. Es directamente proporcional  a la cantidad de energía que se genera. Por lo que, cuanto más perpendicular sea, mayor cantidad de energía producirá el panel fotovoltaico.

A escala comercial, integrar seguidores solares a las instalaciones solares supone una gran diferencia de ingresos. La eficiencia de la conversión siempre mejora cuando los paneles están dirigidos constantemente al ángulo del sol.

¿Sabías que el tipo de solar tracker con mayor rendimiento  son los de dos ejes? Aportan un incremento en la producción que puede oscilar entre el 30% y el 40%. Si lo  comparamos con las instalaciones solares fijas.

Mientras que en los seguidores solares de un solo eje, ese incremento es de un 10% – 20%, frente a las instalaciones fijas. Un 25% si fuera con seguidores azimutales. En definitiva, los seguidores solares ayudan a incrementar la cantidad de energía que el sistema fotovoltaico produce.

Tipo de solar tracker Capacidad de giro Incremento del rendimiento
Polar: orientado al sur y con la misma inclinación que la latitud de la instalación.

Menos de 180°

De 10 a 20%

Azimutal: los paneles solares se mueven sobre un único apoyo. Se inclinan de este a oeste.

Menos de 180°

Hasta el 25%

Horizontal : eje este-oeste sobre el que se instalan las placas solares

Menos de 180°

De 10 a 20%

Monoposte: solo un apoyo central

360°

30 a 45%

Carrousel : varios apoyos

360°

30 a 45%

 

Ventanas solares fotovoltaicas

Nadie niega ya que las energías renovables son el futuro y en este artículo hablaremos de las ventanas solares fotovoltaicas. La energía solar tiene un gran protagonismo y es donde se están desarrollando grandes descubrimientos. La innovación y el crecimiento de la tecnología solar está transformando el mundo de la energía solar. ¿Sabías que las energías renovables generaron el 35% de la electricidad consumida en la UE?

¿Cómo funcionan las ventanas solares?

Las ventanas solares o solar windows son un tipo de ventanas que generan energía a partir de los rayos procedentes de sol. Su funcionamiento es básicamente el mismo que el de los paneles solares tradicionales. A decir verdad, las ventanas solares son básicamente paneles solares pero más finos y pequeños.

Origen de la idea

Fue en el año 2017 cuando se publicó en la revista Nature, que el científico Richard Lunt junto a su equipo de investigación de la Universidad de Michigan State, habían desarrollado un material transparente capaz de generar energía eléctrica a través de ondas ultravioletas e infrarrojas. Según Lunt, con este descubrimiento EE.UU. podría obtener hasta el 40% de la electricidad a través de las ventanas solares“.

El futuro de las ventanas solares

La tendencia de los últimos años ha girado en torno al diseño de casas y edificios cada vez más eficientes y sostenibles. El futuro de la energía solar y la eficiencia energética podría pasar por las ventanas solares fotovoltaicas. Una tecnología que por su innovación ofrece varios beneficios:

  • Fácil instalaciónse pueden colocar en lugares diversos como ventanas, pantallas de dispositivos electrónicos, fachadas, ventanillas de coche…
  • No se necesita espacio extra: a diferencia de los paneles solares tradicionales, qua tampoco permiten el paso de la luz.
  • Contienen filtros: consiguen reducir la entrada de calor en el interior de las estancias. Esto ayuda a tener un mejor aislamiento y eficiencia, debido a que ahorraremos, por ejemplo, en el aire acondicionado o en el consumo de calefacción.
  • Ahorro de electricidad: las ventanas fotovoltaicas pueden ayudarnos a reducir hasta la mitad la necesidad de usar fuentes externas de electricidad.

¿Qué beneficios tienen las ventanas solares?

  • Renovable: la energía solar es 100% renovable. Al no utilizar carbones fósiles, las ventanas fotovoltaicas nos ayudan a reducir la huella de carbono.
  • Gratuita: el sol es 100% gratuito. Solo debemos amortizar la instalación inicial. Aun así, con el ahorro se paga el coste de la instalación de las ventanas solares.
  • Inagotable: también la energía solar es ilimitada.
  • Gran disponibilidad: fácilmente se puede aprovechar en cualquier lugar, incluso en lugares remotos y en viviendas aisladas.
  • Ahorro del consumo energético: al aprovechar la energía de sol para generar electricidad, las ventanas solares nos ayudan a reducir hasta un 70% la factura de energía.
  • Menor dependencia al precio del gas y la electricidad: no dependeremos tanto de las constantes variaciones del precio del gas y de la electricidad.
  • Aumento del valor de la vivienda: la vivienda se hace un poco más autosuficiente, lo que repercute en el aumento de valor de la misma.
  • Amortización: el coste de la instalación de ventanas fotovoltaicas se amortiza en poco tiempo.

¿Qué otras innovaciones solares podemos encontrar?

Células solares orgánicas impresas. En la industria dominada por el silicio, las células solares orgánicas se abren camino poco a poco. La nueva alternativa al silicio es la liderada por Olle Inganäs, en Suecia. Aunque es cierto que este tipo de células aun no pueden competir en términos de eficiencia con las de silicio, sí que destacan por algunos de sus beneficios: su bajo coste de los materiales y la simplicidad de los métodos de fabricación.

Tejas solares. Son tejas o azulejos que ya tienen incorporados mini paneles solares en su interiorPor lo general, están fabricadas con cerámica y poseen cuatro celdas fotovoltaicas. Es un sistema que no afecta a la estética de la vivienda o del edificio.

Ventanas inteligentes. Al igual que las persianas o las cortinas, las ventanas solares regulan la cantidad de luz que pasa por las mismas en función del momento del día. Se componen de una fina capa de nano-cristales que cambia según la electricidad que los atraviesa. Permiten no solo la regulación de la luz que entra en la habitación, sino también la temperatura según esté ubicada la propia ventana. Además, tienen diferentes modos: verano, invierno o siesta.

Celdas solares. Sandra Castilla, investigadora del Instituto Tecnológico de la Laguna, en Torreón, México, ha diseñado dos celdas que consiguen que las ventanas se conviertan en paneles solares. Gracias al aprovechamiento de la radiación solar, es capaz de captar 8 voltios de energía, logrando así recargar dispositivos electrónicos. Los beneficios son al instante, solo se necesita colocar la celda en las ventanas y conectar los dos hilos.

Revestimiento en estado líquido. En EE.UU., la compañía ”New Energy Technologies” ha creado un tipo de revestimiento en estado líquido que es capaz de absorber la luz y se puede aplicar a cualquier superficie transparente, sobre todo en ventanas. Gracias, a unos conductores conectados al marco de las ventanas, se extrae la energía, ya sea hacía una batería o directamente a un dispositivo electrónico. Lo que le hace realmente atractivo es que puede generar energía en condiciones de sombra debido a la luz artificial. No es necesario que se lleva a cabo a través de la luz solar.

Bloqueador de sol. Por otra parte, científicos chinos de la Universidad Tecnológica del Sur de China, han logrado desarrollar un tipo de material que es capaz de bloquear el sol y producir energía. “Siendo capaces de reducir la factura de electricidad a más de un 50%”.

¿Conoces las tejas solares fotovoltaicas?

Las tejas solares son una alternativa estética a los paneles solares convencionales para aprovechar las ventajas de energías proveniente del sol. ¿Sabías de su existencia? Y es que cada vez son más los hogares que apuestan por esta solución. A continuación descubrirás todo lo que necesitas saber de este sistema que se integra en la vivienda como si de una teja tradicional se tratase.

¿Qué son las tejas solares fotovoltaicas?

Cuando hablamos de tejas solares nos referimos a tejas o azulejos que ya tienen incorporados mini paneles solares en su interior. Por lo general, están fabricadas con cerámica y poseen cuatro celdas fotovoltaicas. Es un sistema que no afecta a la estética de la vivienda o del edificio.

¿Y cuál es la historia de los tejados solares? En el año 2009, la Universidad de Minho y la Universidad Nova de Lisboa presentaron un proyecto innovador llamado ‘tejas solares’. Aunque aún se debía desarrollar y perfeccionar, por aquel entonces se trataba de uno de los proyectos más importantes de todo el mundo dentro del sector de la energía solar. Siete años más tarde, la empresa Tesla sacó su primer techo solar, pero no fue hasta 2018 cuando se dieron a conocer sus primeras instalaciones.

Actualmente Tesla no es la única empresa comercializadora de tejas solares. Area Industrie Ceramiche y REM, empresas italianas asociadas para desarrollar tejas fotovoltaicas, venden e instalan por varios países de Europa.

¿Cómo funcionan las tejas solares?

Los tejados solares funcionan de igual manera que los paneles solares fotovoltaicos convencionales. Las células fotovoltaicas de las tejas son capaces de recoger la energía proveniente del sol y convertirla en electricidad.

Su instalación es simple y es muy similar a las de los tejados tradicionales. Su capacidad para cubrir o abastecer la demanda energética de la vivienda dependerá de la cantidad de tejas solares que se instalen. La instalación pasa por debajo del tejado hasta el convertidor.

¿Es el futuro de la energía solar en viviendas?

Casa con tejas solares.

Las tejas solares están pensadas para hogares en los que se pueda reducir el consumo energético aprovechando la energía solar. Indicadas sobre todo para aquellas viviendas que cuenten con un tejado de tejas. Una buena inversión para la mayoría de las casas españolas ya que cuentan con tejados tradicionales. Desde hace exactamente dos años, las tejas solares son una realidad. Italia es uno de los países donde más instalaciones de tejados solares existen. Dentro de unos pocos años seguramente sea una de las tecnologías más aprovechadas en el mercado solar.

Ventajas y desventajas de las tejas solares

Ventajas:

  • Espacio y estética: A la hora de decidirnos por instalar placas solares hay un factor que nos puede hacer echarnos para atrás, y es el aspecto estético de los paneles. Por ello, las tejas solares son una gran alternativa. Al ser mucho más pequeñas que las placas solares y que se integran sin problema en el tejado de la vivienda, ayudan a disminuir el impacto visual.
  • Instalación sencilla: Son de fácil implementación y su colocación es similar que los tejados convencionales.
  • Ahorro: Permite el ahorro en los servicios básicos, agua y luz.
  • Energéticamente rentable: Cubriendo el techo con tejas solares conseguimos cubrir la demanda energética del hogar.
  • Mayor valor de la vivienda: Aumenta el valor de la vivienda en el mercado.
  • Averías: Cuando una de las tejas tiene un problema, no afecta al resto. Es decir, las tejas solares funcionan de forma autónoma. Simplemente es esa teja la que deja de producir energía.
  • Beneficios ecológicos: a parte de los beneficios económicos, hay que tener en cuenta los beneficios ecológicos. Este tipo de sistema puede ayudar a minimizar la emisión de contaminantes a nuestro planeta.

Desventajas:

  • Mayor inversión: La inversión inicial que requiere este sistema es elevada.
  • Mayor coste: Al tratarse de una tecnología aún nueva, también la instalación es más costosa que el de los paneles solares convencionales.
  • Carencia de profesionales: Debido a que se trata de nueva tecnología, aun hacen falta más instaladores o profesionales.
  • Rendimiento: El rendimiento dependerá en gran parte de la orientación que tenga el tejado, puesto que la instalación es estática. En este aspecto, las placas solares lo tienen más fácil.
  • Limpieza: Son más difíciles de limpiar que las placas solares.

Smart Home o casa inteligente

¿Sabías que los orígenes de la Smart Home en España se remontan a principios de los años 90? En ese tiempo existía un gran desconocimiento de las casas inteligentes tanto en el ámbito tecnológico como en posibilidades y aplicaciones. Era poco el interés y por ello su investigación también era mínima. La domótica actual poco tiene que ver con la de esos años. Ahora casi todo es posible gracias a la amplia combinación de gadgets y apps que nos permiten, entre muchas cosas, automatizar tareas y controlar aparatos por voz.

Funcionamiento de una vivienda inteligente

Empecemos primero viendo qué es eso de casa inteligente. No es más que una vivienda que tiene ciertas funciones automatizadas gracias a la tecnología. No hace falta pensar en grandes sistemas, un ejemplo sería la conexión a Internet mediante wifi, algo con lo que contamos ya en la mayoría de los hogares. Esta tecnología aplicada al hogar recibe el nombre de domótica. El térmico proviene del nexo entre ‘domus’ (casa en el latín) y autónomo (del griego: αὐτόνομος; “que se gobierna a sí mismo”)

Todo el control es llevado a cabo mediante redes interiores y exteriores de comunicación, tanto a través de cables como de forma inalámbrica. Estos a su vez, se encuentran conectados en un panel de control central ubicado dentro de la vivienda o también a un dispositivo móvil.

Así que la domótica podría definirse como la integración de la tecnología en el diseño inteligente de una vivienda, empresa o recinto cerrado. Aunque según el tipo de recinto al que nos refiramos, usaremos distintas palabras: para el sector doméstico, domótica; para la industria y sector terciario, inmótica; y si hablamos de su uso para las ciudades (iluminación pública, semáforos, medios de pago, etc.) utilizaremos el término urbótica.

Panel de control de una vivienda inteligente. | Freepik

Características de una Smart Home

  1. Control remoto. Control tanto exterior como interior. Ciertas funciones como el control energético y climático se pueden integrar en una casa inteligente con domótica.
  2. A través de la interconexión de los distintos equipos de la vivienda, conseguimos controlar muchos aspectos sin la necesidad de movernos. Incluso sin tener que estar presentes dentro del hogar. Por ejemplo, existe la posibilidad de activar la iluminación desde el coche de camino a casa o encender el sistema de calefacción para que la vivienda esté a una buena temperatura cuando lleguemos. Contar con este control de la vivienda brinda al usuario una mayor seguridad y bienestar.
  3. Acceso a servicios externos: Posibilidad de poder acceder a servicios de telecompra, telebanco, de información, etc. Un aspecto interesante si pasamos la mayor parte del día fuera de casa, ya que nos supondría un gran ahorro de tiempo.
  4. Programación: el hecho de poder programar muchas de las actividades, como puede ser el poner la lavadora o encender la calefacción también nos supondría un ahorro de tiempo y a su vez de preocupaciones.

¿Qué beneficios aporta contar con una casa inteligente?

La domótica ha llegado para hacernos la vida más fácil a las personas, contribuyendo a aumentar nuestra calidad de vida. Analicemos en qué aspectos nos podemos beneficiar si contamos con una vivida inteligente.

Eficiencia energética

Con la domótica podemos programar los distintos aparatos para que se enciendan o apaguen cuando es necesario. Ello contribuye al ahorro de agua, luz y gas. Y es que una vivienda Smart Home controla el 70% del consumo energético derivado de la iluminación y climatización. Hay aparatos de domótica que a su vez supervisan los propios sistemas domóticos para conocer si las necesidades se cumplen y de si se consigue la eficiencia que el sistema exige.

Seguridad

Las casas inteligentes o Smart Home con domótica garantizan que la misma funcione perfectamente. Previenen situaciones que nos podrían poner en riesgo como incendios, inundaciones, robos, fugas de gas, etc. Todo ello es fácilmente controlable gracias a las cámaras de seguridad, videos porteros y otros elementos de seguridad. Incluso es posible simular la presencia de personas gracias al apagado o encendido de las luces a distancia.

Ahorro

Ahorro de energía, de tiempo y de dinero. Este aspecto va ligado al incremento de la eficiencia energética que hemos comentado. Una casa inteligente pagará mucho menos que una sin un sistema domótico, debido en gran parte a que el consumo de energía también es menor.

 Confort

La comodidad y la tranquilad de poder realizar muchas acciones desde una pantalla, controlando todo el hogar de forma remota, sin ni si quiera estar dentro del mismo: cierre automático de persianas o toldos en función de la luz que entré en una habitación, regulación de la temperatura, programación del encendido de la calefacción o del aire acondicionad según las condiciones climáticas, etc.

 Accesibilidad

Una Smart Home consigue adaptarse a cualquier tipo de persona, incluso a aquellas que tengan algún tipo de discapacidad o limitación. Ciertos expertos aseguran, que puede ayudar al estado de ánimo, debido a que incrementa su independencia y autonomía.

¿Son las viviendas inteligentes el futuro?

Gracias al constante desarrollo de los sistemas de inteligencia artificial, no falta mucho para que una Smart Home „piense por sí sola“. Los costes que conlleva ya no son tan altos. Gracias a su alta adaptabilidad y la cantidad de productos que ya existen en el mercado podemos permitirnos crear una casa inteligente desde cero y que vaya creciendo con los años según las necesidades cambiantes de sus habitantes. Según la consultora IDC, para 2023 se habrán alcanzado los 16,9 billones de envíos. Ya en el año 2019 las previsiones apuntaban a un crecimiento del 26,9% del mercado global de aparatos para casas inteligentes en el 2019 hasta los 832,7 millones de envíos.