Archivos de Autor: Luis Miguel Belda

Informe de la Profesión Periodística 2021 (III): Menos libertad y más presión

Tercera entrega de la serie en capítulos que desgrana lo esencial del último Informe de la Profesión Periodística 2021 que desarrolla cada año la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), y que supone una radiografía casi perfecta del estado de la cuestión de este sector profesional, del que la Universidad UDIMA forma por medio de su Grado en Periodismo.

Los periodistas encuestados sitúan como el segundo problema, después del ajustado salario y el exceso de horas de trabajo, la falta de independencia política y económica de los medios en los que trabajan.

Una falta de independencia que está íntimamente relacionada con la situación económica de las empresas, según el director del informe, Luis Palacio.

Los periodistas, además de señalar la falta de independencia, no dejan de puntualizar en la parte referida a las presiones recibidas, «que en la mayoría de los casos dichas presiones son ejercidas por los directivos de los medios en los que o para los que trabajan, ya sean contratados o autónomos», según Palacio, quien, además, destaca que «el origen de dichas presiones suele estar relacionado con intereses propios del medio».

Al igual que en años anteriores, la independencia con la que desempeñan su trabajo los periodistas y la falta de confianza de los españoles en la información que reciben de los medios -que conocemos por la Encuesta de Impacto del Periodismo realizada para el Informe APM- obtienen calificaciones cercanas al 5 en una escala de 1 a 10.

Estos datos pueden complementarse con la opinión, sostenida por el 65% de los encuestados, de que actualmente los periodistas tienen menos libertad que en el pasado a la hora de elaborar las informaciones, según el Informe APM 2021.

El Informe de la Profesión Periodística 2021 se ha apoyado fundamentalmente en una encuesta profesional contestada por 1.212 periodistas y una sobre el Impacto del periodismo en la sociedad. El estudio cuenta con la colaboración fundamental de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), el Sindicat de Periodistes de Catalunya (SPC), las secciones de periodistas de la Unión General de Trabajadores (UGT) y de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y TV (ANIGP-TV), la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS). Asimismo, apoyan la edición de este Informe: AENA, Repsol, Banco Santander, El Corte Inglés, CaixaBank, Cadena SER, laSexta y el diario El Mundo.

Informe de la Profesión Periodística 2021 (II): Vocación mal pagada

Segunda entrega de la serie en capítulos que desgrana lo esencial del último Informe de la Profesión Periodística 2021 que desarrolla cada año la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), y que supone una radiografía casi perfecta del estado de la cuestión de este sector profesional, del que la Universidad UDIMA forma por medio de su Grado en Periodismo.

Junto al paro, que, aunque cayó un poco en el último año, otros dos indicadores directamente relacionados con las condiciones laborales de los periodistas tampoco son buenos, apunta el estudio. Se trata de las retribuciones y los horarios de trabajo.

Según los datos del Informe, entre los profesionales dedicados al periodismo y a la comunicación, este año se ha registrado un cierto empeoramiento en el caso de los primeros, y una mejora en el de los segundos. Si se consideran los tramos por debajo de los 1.500 euros netos al mes, se puede comprobar que en el caso de los periodistas contratados el porcentaje que los percibe ha aumentado, representando ya un 34%.

No sucede lo mismo con los comunicadores, donde los niveles más bajos de retribución, tanto para los contratados como para los autónomos, se han reducido. Además, es significativo que el 30% de los autónomos de ambas especialidades perciben menos de 1.000 euros netos al mes.

La mala retribución del trabajo periodístico también aparece cuando se pregunta por el principal problema profesional. Un año más, ocupa la primera posición al haber sido destacado por el 16% de los periodistas encuestados.

La insuficiente remuneración está acompañada por largas jornadas de trabajo: El 62% de los periodistas contratados y el 58% de los comunicadores trabajan más de las 40 horas a la semana, y el 26 y el 20%, respectivamente, más de 45 horas.

A pesar de todo esto, en términos generales, porcentajes cercanos al 60% en el caso de los periodistas y superiores en el de los comunicadores manifiestan que están satisfechos con el trabajo que realizan.

Asimismo, cuando se pregunta -y en este caso solo a los periodistas- que por qué se dedican a esta actividad, la inmensa mayoría -en torno al 90%- responde que su elección fue por vocación.

Al profundizar en qué entienden por vocación, las respuestas, tanto de contratados como de autónomos, fueron similares, repartiéndose al 39% entre la posibilidad de desarrollar habilidades como la expresión oral o escrita y poder llevar una vida interesante. Inferior es el porcentaje de periodistas que señaló como razón el poder influir en la sociedad (un 20%).

El Informe de la Profesión Periodística 2021 se ha apoyado fundamentalmente en una encuesta profesional contestada por 1.212 periodistas y una sobre el Impacto del periodismo en la sociedad. El estudio cuenta con la colaboración fundamental de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), el Sindicat de Periodistes de Catalunya (SPC), las secciones de periodistas de la Unión General de Trabajadores (UGT) y de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y TV (ANIGP-TV), la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS). Asimismo, apoyan la edición de este Informe: AENA, Repsol, Banco Santander, El Corte Inglés, CaixaBank, Cadena SER, laSexta y el diario El Mundo.

Cualidades de un periodista, según Francisco Rosell, director del diario ‘El Mundo’

Francisco Rosell, director del rotativo madrileño ‘El Mundo’, visitó el Campus de la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA, donde se reunió con su rectora, Concha Burgos, con motivo de la entrevista que concedió al también periodista Graciano Palomo, para el espacio divulgativo de UDIMA MediaTerritorio Líder’.

Rosell habló de la clase política, de educación, de periodismo y de periodistas. La entrevista íntegra se puede escuchar clicando en este enlace.

Lo que nos trae a esta entrada en el Blog de Periodismo son sus reflexiones sobre el estado de la cuestión del periodismo y el mensaje no puede ser más halagüeño: Posiblemente, afirma Rosell, “estamos en un momento en el que el periodista, si ha sido fundamental a lo largo de la historia, este es un momento clave”.

“Es un momento”, apunta, “en el que es precisa la labor de los periodistas para hacer el tamiz y el escrutinio, y explicar lo que pasa, porque la gente está muy bien informada, aparentemente, pero no se entera por la sobredosis de información”.

A eso se suman, que en nada ayuda, las fake news, las noticias falsas, “uno de los grandes problemas”, en su opinión. En este contexto, advierte el director de ‘El Mundo, los periodistas “tenemos enemigos muy poderosos. Incluso los propios gobiernos, cuando nos dicen que van a atajar las noticias falsas, realmente se convierten en propagadores de esas noticias falsas”.

Por todas estas razones, concluye, “estamos en un momento fundamental en el que el ejercicio del periodismo es clave”, porque, como bien recuerda, “nosotros administramos un derecho ajeno, que es el derecho a estar informado”. Y en este punto, liga con la premisa de que un periodista debe ser una buena persona, pues “no se puede (defender el derecho a estar informado) desde esa maldad”. “Hay que ser las dos cosas, buen periodista y buena persona. Un buen periodista siendo mala persona no tiene ningún sentido”.

El periodista debe ser…

De lleno entra Rosell en determinar cuáles son, a su juicio, las cualidades deseables de un redactor: buena formación y buenas lecturas; ser curioso e impertinente como lo fue Larra, y luego saber que hay que tener una constancia para sacar adelante investigaciones que son clave. Porque los poderes quieren ocultar la realidad y para eso se necesita constancia”.

Porque para este periodista entregado desde que se inició en su ejercicio en el llamado periodismo de investigación, “el poder intenta ocultar siempre determinados acontecimientos, no te puedes quedar con sus palabras, tienes que buscar sus hechos y ahí está el periodismo de investigación”.

Este es el entorno en el que deberían desempeñarse con mayor ahínco los medios de comunicación, la investigación que destape aquello que daña a la sociedad en su conjunto, o a grupos determinados. Porque, en ocasiones, al ciudadano solo le queda el periodista como aliado en la defensa de sus intereses.

Lo relata el propio Rosell con esta célebre escena cinematográfica: “Hay una película de Bogart como director de periódico y hay una señora que pide ayuda del periódico, y Bogart le dice que por qué recurre a él si tiene a los jueces y la policía, y la señora le contesta que sabe que el único que le va a defender es el periódico”.

(A veces) perro sí come perro

Rosell fue uno de los periodistas que desde el desaparecido Diario 16 y luego en El Mundo que se convirtió en paradigma de la investigación periodística. El caso de los ERES costó finalmente la dimisión de dos expresidentes de la Junta. Aquello, señala, “era un fondo de reptiles que permitía la compra de votos y una estructura clientelar para que el deterioro electoral no conllevara ningún cambio en el poder de Andalucía”.

En Andalucía, revela con cierta amargura, “el día que nos absolvieron en primera instancia íbamos con el ánimo encogido. Cuando conocimos la absolución, una periodista de la Cadena SER se mostró malhumorada porque nos hubieran absuelto, hasta el punto de que rompió la copia que le habían facilitado de esa sentencia. Eso revela el estado de ánimo de en qué condiciones estábamos ejerciendo el periodismo”.

Y en ese mensaje incide al futuro periodista, a quien anima a sortear todas las dificultades, incluso la de tus propios compañeros de profesión, como fue el caso, haciendo la verdad prime sobre todo lo demás: Porque, “una vez que agachas la cabeza, siempre tendrás que ir así. Tu familia no siempre lo entiende, pero si estamos en el periodismo estamos para eso y si no, nos dedicaríamos a otra actividad”.

En la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA, se estudia el Grado en Periodismo con tres menciones: periodismo jurídico-político, periodismo económico y periodismo especializado.

Informe de la Profesión Periodística 2021 (I): Más empleo

Arrancamos con esta entrada una serie en capítulos que desgrana lo esencial del último Informe de la Profesión Periodística 2021 que desarrolla cada año la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), y que supone una radiografía casi perfecta del estado de la cuestión de este sector profesional, del que la Universidad UDIMA forma por medio de su Grado en Periodismo.

Después de un 2020 en el que las consecuencias de la pandemia impactaron de una forma muy negativa sobre el empleo periodístico, con un aumento del 23%, la cifra de periodistas parados se ha reducido un 15,2% hasta los 7.322, entre septiembre de 2020 y el mismo mes de 2021.

Esta es una de las mejores noticias que trae el nuevo Informe de la APM. Juan Caño, su presidente, apunta que los buenos datos se pueden deber a dos factores. Por un lado, «a la digitalización progresiva de la profesión, puesto que cada vez hay más diarios digitales y ya estos ofrecen más empleo que la televisión, la prensa o la radio». Y, en segundo lugar, al aumento de los autónomos: «cada vez hay más periodistas que de forma voluntaria deciden ejercer la profesión como freelance».

Para el director del Informe, Luis Palacio, se trata de «una buena noticia siempre relativa, ya que, aunque ha descendido, todavía se sitúa muy por encima del que se registraba antes de la crisis económica de 2008». En cambio, no varía el reparto entre hombres y mujeres, «llevándose estas últimas la peor parte, puesto que representan el 62% del paro registrado, un porcentaje que apenas ha variado a lo largo de los últimos años».

En cuanto al desempleo registrado por comunidades autónomas, Madrid, Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana reúnen el 69% del paro registrado. Asimismo, donde más desciende respecto a septiembre de 2020 es en Islas Baleares (-34,1%), Ceuta y Melilla (-33,3%), Navarra (-33%) y Murcia y Cataluña (ambas con -24,9%).

El Informe de la Profesión Periodística 2021 se ha apoyado fundamentalmente en una encuesta profesional contestada por 1.212 periodistas y una sobre el Impacto del periodismo en la sociedad. El estudio cuenta con la colaboración fundamental de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), el Sindicat de Periodistes de Catalunya (SPC), las secciones de periodistas de la Unión General de Trabajadores (UGT) y de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y TV (ANIGP-TV), la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS). Asimismo, apoyan la edición de este Informe: AENA, Repsol, Banco Santander, El Corte Inglés, CaixaBank, Cadena SER, laSexta y el diario El Mundo.