Archivos de Autor: Redacción

Google Translate incluye otros 24 nuevos idiomas en su servicio

La comunicación es clave para la vida, y Google lo sabe. Por eso, la compañía de Mountain View acaba de incluir otros 24 nuevos idiomas a su servicio de traducción, que ahora admite un total de 133 idiomas.

Google Translate, el servicio de traducción de Google, “ha ayudado a romper las barreras del idioma y conectar comunidades de todo el mundo”, según ha explicado la compañía, pero todavía le hacía falta llegar a otros idiomas que no están tan representados como otros pero que igualmente son muy hablados, concretamente por más de 300 millones de personas.

Entre estos idiomas incluidos en Google Translate se encuentra el mizo, que es usado por unas 800.000 personas en el extremo noreste de India, y el lingala, utilizado por más de 45 millones de personas en África Central.

Del mismo modo, a partir de ahora Google Translate también se podrá utilizar para traducir idiomas indígenas de las Américas, incluyendo quechua, guaraní y aymara, y un dialecto inglés, el Sierra Leonean Krio.

También se han incorporado idiomas como el sánscrito, el twi, utilizado por unos once millones de personas en Ghana o el tigrinya, usado por unos ocho millones de personas en Eritrea y Etiopía.

Google ha indicado en un comunicado que estos son los primeros idiomas que se incluyen en su servicio de traducción utilizando para ello tecnología de traducción automática Zero-Shot, donde un modelo de aprendizaje automático solo ve texto monolingüe, lo que significa que aprende a traducir a otro idioma sin ver un ejemplo.

Eso sí, Google admite que esta tecnología no es perfecta pero que continúan trabajando en mejorar estos modelos.

Las 5 principales tendencias que marcarán el futuro de la educación, según Hotmart

Hotmart destaca las principales tendencias que podremos observar en el sector educativo durante los próximos años, así como las oportunidades que las nuevas tecnologías han venido a aportar al futuro de la educación.

El mercado de la educación está cambiando. La rápida evolución tecnológica, acelerada por la pandemia, ha hecho que salgan a la luz nuevos modelos de enseñanza. Es el caso de los cursos online, cuya demanda y oferta han aumentado considerablemente en los últimos años. Sin embargo, y a pesar de la creciente demanda de estas soluciones pedagógicas más flexibles, no se espera que las mismas sustituyan al modelo de enseñanza tradicional, sino que coexistan con él, proporcionando nuevas alternativas sin sus limitaciones.

De acuerdo con el CEO de Hotmart, João Pedro Resende, estas son las 5 principales tendencias que marcarán el futuro de la educación:

La enseñanza online

La enseñanza online es una de las principales tendencias en la educación del siglo XXI. Esto se debe a que la misma representa una alternativa fácil y viable frente a algunas de las limitaciones del modelo educativo tradicional, como los altos costes para las instituciones y los estudiantes, la larga duración de la formación, las limitaciones geográficas y la facilidad con la que los profesionales se quedan obsoletos para las nuevas funciones que van surgiendo en el mercado como resultado de los avances tecnológicos.

La educación descentralizada

La educación del futuro debe ser más descentralizada, dando a cada estudiante la oportunidad de aprender a su propio ritmo, de forma adaptada a sus necesidades y sin limitaciones geográficas.

La enseñanza “desde abajo hasta arriba”

Las tecnologías de formación online permiten que más personas enseñen y compartan sus conocimientos, y dan a los profesores acceso a herramientas y materiales didácticos de calidad.

Aprender en comunidad

La educación del futuro se basará en la articulación de comunidades en las que alumnos y profesores se ayuden mutuamente y construyan juntos el conocimiento de manera colaborativa.

Coexistencia de la enseñanza tradicional y de la enseñanza online

Según el CEO de Hotmart, el futuro de la educación pasa por un modelo capaz de combinar lo mejor de la enseñanza presencial y de la enseñanza online. De este modo, ambos modelos deberán coexistir, desempeñando la educación online un papel importante en contribuir a democratizar el acceso al conocimiento.

En este sentido, la educación del siglo XXI debe guiarse cada vez más por un modelo de enseñanza descentralizado y horizontal, simultáneamente con el modelo tradicional aplicado en las escuelas e instituciones de educación superior.