Texto: Estíbaliz Pérez y Armentario Contreras 

Ruta de fin de semana por La Alberca, la Peña de Francia, Mogarraz, Sequeros, Miranda del Castañar y San Martín del Castañar.

En el sur de la provincia de Salamanca, nos encontramos con una comarca con un nombre muy peculiar, la Sierra de Francia. La belleza de sus paisajes es única, encontrándonos con valles, zonas boscosas, ríos y arroyos que permiten disfrutar no solo de la visita de sus municipios, sino de su entorno tan singular. Lejos de las prisas por llegar a nuestro destino, la Sierra de Francia nos llama a disfrutar de sus paisajes con tranquilidad, empezando a despertar nuestros sentidos a medida que nos acercamos a la comarca mediante nuestro vehículo de transporte.

Sierra de Francia. | Armentario Contreras.

Esta comarca tiene una infinidad de recursos naturales y culturales. Sin embargo, hemos realizado una pequeña selección para que puedas comenzar a conocer este maravilloso lugar a través de una pequeña ruta de fin de semana –aunque siempre puedes adaptar la visita según el tiempo del que dispongas–.

Nuestra primera parada sería La Alberca, uno de los pueblos más conocidos de la Sierra de Francia y donde tendremos más opciones de alojamiento, aunque en otros pueblos de alrededor también podrás encontrar casas rurales y otros lugares para hospedarte que también son del todo recomendables. Desde allí, subiremos a la Peña de Francia. Es muy importante que escojamos un día despejado y que realicemos la visita con suficiente tiempo antes de que se vaya el sol, puesto que las vistas que nos ofrece el lugar son espectaculares.

La Peña de Francia es un auténtico mirador natural donde podremos contemplar toda la Sierra de Francia y Las Hurdes. Pero nuestra visita no finaliza aquí, puesto que el Santuario que allí mismo se localiza nos espera. Declarado monumento artístico, consiste en un conjunto monumental donde podremos conocer su iglesia, el convento, la plaza, los miradores y la hospedería.

Santuario de Nuestra Señora de la Peña de Francia. Fuente: Armentario Contreras Carreño.

A continuación, volveremos a La Alberca para pasear por sus calles con tranquilidad y disfrutar de su gastronomía. Aunque es uno de los pueblos más turísticos, su visita es muy agradable y en esta ruta, indispensable. Desde allí, nos dirigiremos a Mogarraz, una villa medieval en la que nos encontraremos con una particularidad: en las fachadas de sus casas podremos observar una auténtica galería compuesta por más de 300 retratos de sus antiguos habitantes.

Una vez recorridas las calles de Mogarraz y conocidos sus antiguos habitantes, nos dirigiremos a Miranda del Castañar, fortaleza y atalaya en el corazón de la Sierra de Francia. Asentada sobre un saliente rocoso, nos permitirá realizar un paseo muy agradable en dirección a la plaza, pudiendo visitar su iglesia y su castillo. Desde allí, y si aún tenemos tiempo para realizar nuestra penúltima parada, podemos visitar Sequeros. Este pueblo está localizado en un bonito entorno natural, donde podremos ver un poco más el arraigo y la cultura de sus habitantes al ser un pueblo menos turístico y masificado.

San Martín del Castañar. Fuente: Armentario Contreras Carreño.

San Martín del Castañar, nuestra última parada, es otro de los lugares que permiten disfrutar de esa tranquilidad propia de algunas localizaciones de la Sierra de Francia, encontrándonos con un pueblo prácticamente para que lo disfrutes, sin prisas ni aglomeraciones. Su encanto va más allá de los recursos turísticos que allí puedas encontrar.

Esperamos que esta pequeña ruta te sirva de ayuda para descubrir nuevos lugares y sensaciones. Recuerda que esta es solo una pequeña muestra de lo que la Sierra de Francia nos puede ofrecer. Si quieres conocer más sobre esta maravillosa comarca, puedes consultar otros de sus pueblos y recursos naturales, además de otras opciones de visita y diferentes rutas en su página oficial.

Profesora Doctora. Departamento de Turismo y Marketing. Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA)