Archivos por Etiqueta: energía solar

Comunidades energéticas con fotovoltaica

La necesidad de obtener, almacenar y usar energía limpia y económica que mueva nuestro día a día, ha promovido la creación de diferentes formas de gestionarla. Ahí entra en juego nuestro protagonista: las comunidades energéticas favorecen un futuro de gestión eléctrica sostenible.

La estructura más popular para el aprovechamiento de las energías renovables es el autoconsumo fotovoltaico, tanto doméstico como industrial. Sin embargo, no todas las personas disponen de un espacio suficientemente grande como para disponer de su propia instalación fotovoltaica.

La configuración de nuestras ciudades, con edificios de viviendas en las que apenas hay espacio en el tejado para instalar unos pocos paneles solares, hace que los vecinos no puedan tener su propia e individual instalación de captadores fotovoltaicos. Es entonces cuando surgen dos conceptos que se confunden habitualmente: el autoconsumo compartido y las comunidades energéticas.

Autoproducción eléctrica

Para que dejemos de confundir ambas formas de gestión de la energía que necesitamos cada día, debemos entender que es o cómo funciona cada una de ellas.

El autoconsumo compartido surge cuando varias personas, que generalmente viven en el mismo edificio o en edificios contiguos, quieren autoproducir su propia electricidad. Sin embargo, en los edificios de viviendas no hay mucho espacio para instalar paneles solares. Por ello se unen y comparten los tejados que disponen los edificios implicados, para instalar colectores solares comunes.

De esa forma participan en partes proporcionales en la inversión inicial. Se instalan contadores para saber cuánto consume cada uno y así compensar el exceso o defecto en el que cada miembro del autoconsumo compartido ha incurrido. Además, sirve para establecer las cuotas que cada miembro debe abonar para el mantenimiento anual.

En cambio, una comunidad energética puede estar formada por personas que viven separadas, pero de alguna forma quieren invertir en un modelo energético sostenible. Para ello se unen y forma una “empresa” que puede generar, gestionar, almacenar y usar electricidad generada de forma ecológica.

¿Qué son las comunidades energéticas?

Las comunidades energéticas se definen como entidades con personalidad jurídica propia. Son formadas por ciudadanos particulares, administraciones o pequeñas empresas. Su función es generar, gestionar, almacenar o consumir energía, persiguiendo un doble fin: la eficiencia energética y el ahorro de energía. En definitiva, las comunidades energéticas favorecen un futuro de gestión eléctrica sostenible.

Las comunidades energéticas favorecen un futuro de gestión eléctrica sostenible

Un ejemplo de actividades en las que se pueden basar una comunidad energética son el autoconsumo o la generación distribuida. Este tipo de comunidades ya se han implantado en nuestro país en pequeños pueblos que han aprovechado alguna infraestructura local para la instalación de paneles fotovoltaicos. De esta manera, se genera la electricidad donde se va a utilizar, simplemente se distribuye entre los vecinos del mismo pueblo.

Con ello se consiguen dos grandes ventajas. Se reducen las pérdidas por el transporte, ya que la electricidad se consume en las cercanías. Y se asegura un precio más estable y económico de esa electricidad.

Además, los beneficios ambientales también son importantes, con un aumento de energía renovable distribuida o una reducción de los combustibles fósiles empleados. Así mismo, hay mejoras sociales, con el empoderamiento ciudadano, el fomento del empleo local, o la creación de un tejido comunitario. En definitiva, una mayor participación de los ciudadanos que garantiza el derecho de acceso a una energía asequible.

¿Qué actividades desarrollan?

Según la definición de una comunidad energética, ya entrevemos las principales actividades que desarrolla en su funcionamiento cotidiano. Sin embargo, vamos a detallarlas y clarificarlas una a una:

  • Generación de energía de fuentes renovables. Es la actividad más clara y extendida en las comunidades energéticas que ya existen. Se aprovecha un espacio para la instalación de un huerto solar o un salto de agua para montar una turbina, por ejemplo. De modo que se usan plantas de generación eléctrica colectivas, y se aprovecha la energía bajo el paraguas de un autoconsumo compartido.
  • Distribución, gestión, suministro, agregación y almacenamiento de energía. Sed puede crear una comunidad energética para gestión la electricidad generada por otras entidades, de forma que los miembros de la comunidad se beneficien de esa gestión, por su precio u otra ventaja. Aunque. Lo general es realizar la gestión de la electricidad que se ha producido en una planta propia de la comunidad energética.
  • Intercambio de energía. Este ejemplo de comunidad energética se puede dar entre diferentes miembros que son autoconsumidores, pero las horas de uso o de generación entre ellos no coinciden. Por ello deciden unirse para compartir la energía generada por cada uno, de modo que configuran una pequeña red de generación, distribución y consumo. Como una batería virtual entre los miembros de la comunidad energética.
  • Servicios de eficiencia energética. La comunidad sirve para asesorar a los miembros, vecinos, comercios y empresas locales. De manera que puedan reducir sus consumos y su factura energética.
  • Movilidad eléctrica. Son comunidades que se dedican al fomento, instalación y gestión de puntos de recarga para vehículos eléctricos u otros dispositivos.

Limitaciones

La principal limitación que se encuentran las comunidades energéticas es la ausencia de un marco regulatorio adaptado a la legislación española. Esto es debido a que la Directiva (UE) 2018/2001 del parlamento Europeo y del Consejo, relativa al fomento del uno de la energía procedente de fuentes renovables, aún no se ha transpuesto en su totalidad a la legislación española.

Por ello, se está tomando como límite geográfico para las comunidades un radio de 500 metros desde la generación hasta los puntos de consumo. Esta limitación viene impuesta para las instalaciones de autoconsumo compartido, y no deberían afectar a las comunidades energéticas. Sin embargo, al no tener un marco regulatorio propio, se utilizan algunos criterios de aquellas.

Está previsto que esto se modifique y se amplíe el radio de acción a 2 o incluso a 20 km. Esto ayudaría a definir la amplitud que pueden alcanzar las comunidades energéticas. De forma que en pequeñas poblaciones puedan unirse diferentes interesados, aunque no estén físicamente juntos, para formar una comunidad energética que mejore sus recursos energéticos.

Por qué limpiar los paneles solares

Instalar un sistema de paneles fotovoltaicos tiene tres objetivos principales para la gran mayoría de las personas. Muchos queremos salir de la dependencia total de las grandes empresas energéticas, otras muchas personas estamos preocupadas por el futuro de nuestro planeta y el nuestro mismo. Hay otro gran grupo de personas que nos unimos al autoconsumo para hacer una inversión a medio plazo.

Sin embargo, para que la inversión sea buena y la amortización de los colectores fotovoltaicos se realice en el tiempo estimado, debemos asegurarnos de que trabaje en las condiciones adecuadas. Es por ello que un mantenimiento periódico y la correcta limpieza de las placas es fundamental.

Limpiar las placas solares no parece algo necesario y muchas personas no le den importancia. Sin embargo, si queremos aprovechar realmente nuestra inversión, es una tarea de vital relevancia. Limpiar los paneles fotovoltaicos ayuda a mantener la eficiencia de estos.

¿Cómo afecta la suciedad a las placas solares?

Lógicamente, cuando las placas están sucias, su eficiencia disminuirá, es algo que lo sabemos todos, aún sin tener ningún conocimiento de fotovoltaica. Al igual que sucede, por ejemplo, con el aspirador que usamos en nuestra casa, pierde poder de aspiración si no cambiamos la bolsa periódicamente. Por el mismo motivo, es importante proceder a limpiar los paneles fotovoltaicos con cierta frecuencia.

Pero, ¿en qué grado afecta la suciedad al rendimiento de las placas solares? Tener clara la respuesta a esta pregunta nos hará ver la importancia de limpiar los colectores solares con la frecuencia adecuada.

Los expertos en fotovoltaica han catalogado la suciedad que se deposita sobre los paneles solares en tres tipos. La experiencia de muchos años realizando pruebas de rendimiento de las placas solares ya instaladas, ha dado como resultado las cifras de eficiencia que avalan la necesidad de limpiar los colectores solares de forma periódica.

1. Suciedad grave

limpiar placas solares con polvo

Cuando hablamos de suciedad grave nos referimos a la acumulación de diferentes tipos de suciedad, debida a la falta de limpieza durante largo tiempo, por ejemplo, un año. Es decir, se acumula una capa de polvo, mezclada con arena que el viento deposita y deposiciones de pájaros, además de hojas de árboles.

Esto hace que las celdas fotovoltaicas apenas reciban la luz del sol, o en su caso, muy mermada. En estos casos podemos sufrir una merma del rendimiento del 35% al 50% sobre el óptimo del panel solar fotovoltaico. Esto puede suponer doblar el tiempo de amortización previsto.

2. Excrementos de pájaros

En cuanto a las manchas, bien sean de excrementos de pájaros o de otro tipo similar, hojas de árboles que se han quedado pegadas, producen una bajada del rendimiento también considerable. En este caso, las pérdidas de eficiencia se cifran entre un 25% y un 40% sobre el nominal de los colectores fotovoltaicos.

Esta variación en el rendimiento se ve afectada por el tipo de panel o la tecnología sobre la que se ha fabricado. Por ejemplo, los de doble celda pueden verse menos afectados si las manchas se centran en una de las partes.

3. Polvo, suciedad normal

El polvo de la polución y la arenilla que arrastra el viento, se va acumulando poco a poco sobre la superficie de los paneles solares. Este va reduciendo la eficiencia de las placas fotovoltaicas. Así, la disminución de la producción eléctrica puede variar, oscilando entre un 4% y un 7%. Por eso, limpiar los paneles fotovoltaicos ayuda a mantener la eficiencia de estos.

Métodos de limpieza de los paneles fotovoltaicos

La limpieza de los paneles solares es fácil en sí, ya que no se necesitan grandes conocimientos ni reviste complejidades técnicas. El único problema o dificultad que pueden revestir es su ubicación. Cuando las placas solares están instaladas en una terraza transitable o sobre el suelo, donde podemos acceder con facilidad, no hay problema.

Sin embargo, cuando las placas se instalaron sobre un tejado a cierta altura, y la inclinación del tejado hace difícil estar sobre él, la dificultad aumenta. En estos casos, es recomendable acudir a empresas especializadas en hacer este tipo de trabajos. Por lo general son empresas de trabajos verticales, ya que disponen de elementos de seguridad para los trabajadores, como arneses que se anclan a las líneas de vida de los tejados. Además, los profesionales saben que no deben pisar los paneles solares.

Limpieza de placas solares de forma manual

Para hacer una limpieza de placas solares de forma manual necesitamos cinco sencillos utensilios o materiales:

  • Un cubo con agua tibia
  • Una gota de jabón neutro, pero sin que se produzca espuma, puesto que la espuma se puede convertir en suciedad si no la retiramos por completo y de forma correcta
  • Un trapo suave de fibras, que no pueda rallar el cristal del panel solar
  • Nos podemos ayudar de una pértiga para llegar a todas las esquinas de los colectores
  • Una pequeña escalera de mano

Desde Hogarsense aconsejan que esta limpieza se realice 4 veces al año. Tres de ellas las podemos hacer nosotros mismos, y una cuarta que la ejecute una empresa especializada en fotovoltaica, cuando proceda al mantenimiento de las placas solares.

Limpieza de placas solares con robot

robots para limpiar paneles solares

La limpieza de placas solares con robot es una alternativa que evita los riesgos de algunas tareas para las personas, es decir, caídas y accidentes. Bien, podemos adquirir un robot para nuestras instalaciones fotovoltaicas, si estas son relativamente grandes. O bien podemos acudir a una empresa fotovoltaica que haga tareas de mantenimiento que disponga de este servicio.

El uso de un robot limpiador asegura una limpieza de gran calidad y mucho más rápida. Los expertos dicen que la limpieza con robots es hasta 16 veces más rápida que de forma manual. Además, algunos de estos robots están diseñados y preparados para trabajar en seco, de modo que no se necesita una instalación con agua para la limpieza.

Limpieza de placas solares con dron

El empleo de drones se está generalizando para multitud de tareas, de hecho, ya no existe casi ningún oficio al exterior que no aproveche esta nueva herramienta. De momento son pocas las empresas de fotovoltaica que los usan para tareas de control y mantenimiento. Sin embargo, poco a poco, muchas empresas adquirirán drones para ejecutar tareas de mantenimiento y limpieza.

Limpieza de placas solares con gran herramienta

tractores para limpiar placas solares

En el caso de huertas solares, donde la cantidad de paneles puede ser fácilmente de miles, se hace necesario acudir a grandes herramientas para agilizar el proceso de limpieza. En estos casos podemos ver soluciones adaptadas a pequeños camiones, tractores o incluso en helicóptero.

¿Funcionan los paneles solares en invierno?

Muchas personas son reacias a instalar paneles fotovoltaicos en sus viviendas porque creen que apenas funcionan en invierno. No obstante, los expertos en fotovoltaica tienen claro que cada día es más rentable una instalación de paneles solares, incluso en invierno. Además, una característica importante de las placas solares fotovoltaicas es que les gusta mucho la luz, pero no las altas temperaturas. Por esta razón son igual de eficientes mientras incida la luz del sol sobre ellas.

paneles solares fotovoltaicos en invierno

El único inconveniente que tenemos durante el invierno en el hemisferio norte, y por ende en nuestro país, es que hay menos horas de sol. Es por ello que los paneles solares generan menos energía eléctrica. Este el motivo por el que muchas personas, quizás influenciadas erróneamente, tienen dudas a instalar placas solares, alegando que en invierno no funcionan. No obstante, las placas solares funcionan en invierno sin ningún problema.

Eficiencia de los paneles fotovoltaicos en invierno

La eficiencia de las placas solares en durante todo el año es similar. No obstante, no podemos comparar una instalación fotovoltaica de un mes a otro por la electricidad que han producido. Ya que la generación eléctrica depende de la cantidad de horas de luz disponibles, y la irradiación solar. Es decir, si consideramos solo la cantidad de electricidad que son capaces de producir, evidentemente en invierno nuestras placas solares generan menos energía eléctrica.

horas-de-sol

Es por ello que debemos relacionar la electricidad producida cada día con las horas de sol disponibles y las que han aprovechado los paneles fotovoltaicos. La diferente irradiación solar y la inclinación del sol sobre el horizonte es algo que un buen instalador de fotovoltaica conoce. Aspecto que se observa cuando realizan los cálculos del sistema e intentan homogeneizar la producción de electricidad durante todo el año.

De nada nos sirve tener una instalación de autoconsumo fotovoltaico que genere mucha electricidad en verano y apenas en invierno. Por ello, el rendimiento de los paneles solares en invierno podemos considerarlo similar a otras estaciones del año. Los técnicos tienen claro que en invierno disminuye el “combustible” que usan las placas, es decir, las horas de sol. Sin embargo, las bajas temperaturas ayudan con su eficiencia.

Eficiencia de los paneles solares

La eficiencia o rendimiento de las placas solares no disminuye en invierno, al contrario. Ya que las placas solares pierden rendimiento con las altas temperaturas. Es el motivo por el que, en invierno, al bajar las temperaturas, se provoca que los paneles no se recalienten, y mantengan su eficiencia. Cosa que no sucede en verano, que si baja un poco su rendimiento por hora de exposición. No obstante, tanto la cantidad de horas disponibles, como la incidencia del sol afectan al total de energía que se puede generar.

¿Afectan las nubes a los paneles solares?

La nubosidad disminuye rendimiento de los paneles solares hasta el 20% de su capacidad normal. Pero esto sucede tanto en invierno como en verano. Siempre que las nubes provoquen sombras en los paneles fotovoltaicos, la producción de electricidad se reduce significativamente. Entonces únicamente la luz difusa aporta energía para generar electricidad, pero obviamente es inferior, y por ello el rendimiento o eficiencia de los paneles solares disminuye.

¿Es importante el mantenimiento de la instalación en invierno?

No solo en invierno, sino durante todo el año es vital el mantenimiento. Sobre todo, la limpieza de las placas solares, de forma que no haya impedimentos para que reciban directamente la luz del sol. Ya que cualquier obstáculo entre el sol y las placas fotovoltaicas perjudica la generación de electricidad. Las hojas de los árboles, nieve u otra suciedad que se deposite sobre las placas llegan a reducir el rendimiento hasta un 15% en la producción de las placas solares.

¿Es interesante invertir en paneles solares durante invierno?

La cuestión no es si interesante en invierno o en verano, ya que no instalamos las placas solares únicamente para una temporada. Por supuesto que son rentables las placas solares y más, teniendo en cuenta la escalada de precios de la electricidad. Sencillamente, porque cuando solicitamos un estudio y presupuesto para instalar un sistema fotovoltaico en nuestra casa es para 25 años o más. Por ello el instalador nos hará cálculos para conocer su rendimiento a largo plazo, no solo para una temporada.

Las placas solares para autoconsumo las tendremos en nuestro tejado entre 25 o 30 años. Lo que debemos tener en cuenta es que en todo ese tiempo nos genere más energía que el coste de su instalación. Y que su amortización se realice entre 78 y 10 años a lo sumo.

¿Afecta la nieve a los paneles solares?

La nieve es un obstáculo más que puede haber entre el sol y nuestros paneles solares, igual que las hojas caídas de los árboles, o sombras. Por ello, si las pacas fotovoltaicas están tapadas por nieve es normal que generen menos electricidad o incluso nada. Por esta razón, es importante efectuar una limpieza regular de las placas y mantenerlas libres de nieve o cualquier suciedad.

En estas zonas, se deben ejecutar las instalaciones fotovoltaicas con una pendiente adecuada. Esta ayuda a que las placas tengan la inclinación adecuada que ayuda a la caída de la nieve con mayor facilidad. Así la superficie de los paneles solares en invierno queda libre para recibir los rayos del sol. Sin embargo, siempre tendremos que facilitar el trabajo mediante un barrido de las placas con un cepillo, para eliminar la nieve.

limpiar-paneles-solares

Ventajas de los paneles solares durante el invierno

Una instalación de placas solares fotovoltaicas para autoconsumo tiene sus ventajas en invierno. Estas son más importantes que los inconvenientes, ayudando a que su rendimiento sea interesante.

🌞Beneficios de las placas solares en invierno
VentajaMotivo
Frío✓ Las placas fotovoltaicas pierden rendimiento con el calor, por ello el invierno y sus bajas temperaturas ayudan que mantenga su eficiencia
Precio electricidad✓ El precio de la electricidad suele subir en invierno, al disponer de paneles fotovoltaicos compensamos esa subida con electricidad propia
Consumo energético✓ Por lo general, las viviendas suelen necesitar más electricidad durante el invierno que el resto del año. Las placas solares nos ayudan a conseguirla

¿Cómo funciona el autoconsumo fotovoltaico?

El autoconsumo fotovoltaico nos da la posibilidad a todos para cambiar el modelo energético actual. Con él tenemos la capacidad de generar nuestra propia electricidad y beneficiarnos de la compensación de los excedentes. Pero ¿Qué debemos entender por autoconsumo fotovoltaico?

El autoconsumo es una forma de convertirse en los dueños de nuestra propia electricidad. Gracias a esta fórmula podemos generar la electricidad que necesitamos, y ceder a la red eléctrica la cantidad que no necesitamos en un momento dado. No obstante, en momentos en que nuestras placas fotovoltaicas no generen lo suficiente, deberemos abastecernos de la red.

Lo importante es que al final de mes, la empresa comercializadora o distribuidora nos deben compensar la electricidad que les hemos dado, por parte de la que hemos consumido de la red. De este modo, nuestra factura de la luz se verá disminuida sensiblemente y en poco tiempo recuperaremos la inversión realizada. Así el presupuesto de las placas solares instaladas por un profesional es una inversión que retorna a nuestros bolsillos.

Evolución del autoconsumo en España

Desde los años 70 del siglo pasado en nuestro país ha habido interés por aprovechar el sol, y no solo para el turismo. España ha tenido y tiene grandes mentes que han trabajado para aprovechar la energía solar de diferentes formas. Gracias a ese entusiasmo, hemos sido protagonistas mundiales en el campo de la fotovoltaica. Aquí se desarrolló la célula fotovoltaica bifacial y también tuvimos una gran infraestructura para la fabricación de paneles solares fotovoltaicos.

Al principio de esta aventura se utilizaban las placas solares para generar la electricidad que necesitaban las viviendas aisladas, sobre todo aquellas que su acceso a la red eléctrica era inviable económicamente. Además, desde la conferencia de Kioto se puso de manifiesto que debíamos trabajar para sustituir los combustibles de origen fósil por energías renovables.

Esto parecía que supondría el empujón definitivo para el sector fotovoltaico en nuestro país. De manera que se multiplicasen tanto los fabricantes de equipos, como las empresas instaladoras y por supuesto se poblasen de paneles solares fotovoltaicos todos los tejados de España. Y así fue durante unos años. Con razón en el año 2008 España era una potencia mundial en fotovoltaica y disponía de 2.708 MW de potencia fotovoltaica instalada. En esas fechas éramos uno de los países con más instalaciones solares de todo el mundo.

Instalación de autoconsumo fotovoltaico compartido

Sin embargo, en los años siguientes se cambiaron las reglas del juego en lo que a normativa se refiere. Esto provocó una ralentización de las instalaciones que causó un parón en el sector y la congelación de muchos proyectos. Se dificultó la tramitación administrativa de las instalaciones que estaban conectadas a la red eléctrica. Además, se debía pagar de un impuesto especial sobre el vertido de electricidad a la red.

Esto originó que los tanto particulares como empresas no dieran el paso a convertirse en autoconsumidores, a pesar de que las pequeñas instalaciones fotovoltaicas no se veían afectadas. Como en muchos casos la falta de información perjudico al sector. Durante varios años España perdió el tren de la generación fotovoltaica y países como Alemania nos adelantaban, a pesar de disponer de menos horas de sol.

Con la aprobación del Real Decreto 244/2019, se revirtió esta situación y se abrió de nuevo el camino al autoconsumo fotovoltaico en España. Ahora la autogeneración de la electricidad que cada unos de nosotros necesitamos en el día a día podemos conseguirla con nuestras propias placas solares.

¿Qué cambios hay en el autoconsumo en España?

Gracias a la nueva normativa regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica se mejoran 5 aspectos que favorecen la expansión de la fotovoltaica.

Aparece la figura del autoconsumo colectivo

Hasta la fecha, los edificios de viviendas y comunidades de vecinos no tenían acceso a instalar placas solares de autoconsumo. Debido a que no se consideraba de diferentes propietarios se unieran para compartir una instalación fotovoltaica. Sin embargo, con el nuevo Real Decreto se sentaron las bases para el autoconsumo colectivo o compartido.

Así la gran mayoría de las viviendas en nuestro país que forman parte de edificios de viviendas con comunidades de vecinos y propietarios ya pueden participar del autoconsumo. En estos caos la compensación de la electricidad sobrante que se vierte a la red es compartida por todos los vecinos participantes. Además, es posible que no todos los propietarios tengan que estar de acuerdo, ni participen en la misma proporción de la instalación de autoconsumo.

Menos trámites administrativos

Con el cambio normativo, se reducen algunos trámites administrativos para los particulares y empresas que se sumen al autoconsumo fotovoltaico. La única condición es que la electricidad generada sea para su propio uso y no se sobrepasen los 10 kW de instalación. Entre ellos, es muy favorecedor la eliminación de la licencia de obra que los ayuntamientos solicitaban. Ya que esto agiliza el proceso en varios meses, que en ocasiones son claves para que el interesado pierda las esperanzas y el interés por el autoconsumo.

Facilita la obtención de los permisos

Todas las instalaciones de placas solares de pequeña potencia con potencias, igual o inferior a 15 kW, se ven favorecidas. El motivo es que ahora no necesitan solicitar un punto de conexión a la red eléctrica. Ya que se entiende que la electricidad generada es para ser consumida internamente. De forma que solo se verterá a la red el residual que en momentos no se necesite. La idea principal del autoconsumo no es vender la electricidad, sino consumirla. Por lo que no tiene sentido solicitar que la empresa distribuidora nos conceda un punto de conexión a un centro de transformación, como ocurría antes de la nueva legislación.

Se acepta la compensación de excedentes

En determinados momentos del día nuestras placas son capaces de generar más electricidad de la que necesitamos. Ahora ese sobrante lo cedemos a la red y la empresa distribuidora o comercializadora están obligadas a compensarlo en nuestra siguiente factura de la luz. Esto consiste en que al final de mes se saca la diferencia entre la electricidad que hemos consumido de la red y la que hemos cedido a la misma. Sin embargo, esta resta nunca puede ser negativa, ya que nunca puede ser mayor la electricidad que cedemos a la red de la que compramos. En esos casos, el consumo quedará a cero, pro nunca nos pagarán más.

Generación eléctrica de proximidad

Lo importante de este concepto es que se fomenta un sistema energético de proximidad. Es decir, que la energía eléctrica se genere allí donde se necesita. Así se reduce la necesidad de transporte desde los grandes centros de producción hasta los centros de consumo. Ya que las instalaciones de distribución son caras, tanto en su construcción como en su mantenimiento. Además de tener unas pérdidas por efecto Joule del orden del 10%.

Ventajas del autoconsumo fotovoltaico

Indudablemente, al autoconsumo fotovoltaico nos aporta una serie de ventajas o beneficios que hacen que la inversión sea compensada con creces. Sin embargo, no solo son beneficios a título personal, ya que nuestra sociedad y el medio ambiente también se benefician. Aunque bien pensado, de eso también nos beneficiamos: nuestra salud nos lo agradecerá.

AspectoBeneficio que aporta
Instalaciones económicas✓ El precio de las instalaciones de energía solar ya es muy competitivo y tiene unos precios realmente asequibles
Ahorro✓ Consumimos menos electricidad de la red que se repercute en la factura mensual ✓ La energía que nos sobra durante las horas centrales del día la compensamos, reduciendo aún más la factura de la luz
Energía renovable✓ La energía primaria es la energía solar, que es limpia, ilimitada y gratuita
Independencia de la red eléctrica✓ No nos afectan las averías de las líneas de distribución eléctrica, o minimiza esos problemas
Subvenciones✓ Posibilidad de acceder a subvenciones que nos ayuden a cubrir parte del precio de las placas solares
Cuidado del Medio Ambiente✓ Respeta al Medio Ambiente, al reducir el consumo de combustibles fósiles
Menos contaminación✓ Reduce la dependencia de los combustibles fósiles, cada vez más escasos y con un precio más elevado.

Tipos de paneles solares ¿azules o negros?

Cuando miramos los tejados de algunas casas en las que hay placas solares instaladas, nos damos cuenta de que algunos paneles son azules y otros negros. ¿Cuál es la diferencia entre ellos? ¿Cuál de ellos es mejor para nuestra instalación fotovoltaica? Ante estas preguntas, debemos saber que los tipos de paneles solares azules o negros funcionan igual. A continuación, explicamos las diferencias entre ellos, así como los beneficios de cada tipo.

En principio solo vemos la diferencia de color entre los diferentes tipos de paneles solares fotovoltaicos, unos negros y otros azules. Sin embargo, hay una diferencia fundamental en el silicio del que se fabrican las celdas fotovoltaicas. El silicio es el mineral base que gracias a sus propiedades es capaz de general una corriente eléctrica al recibir la luz del sol.

Desde su descubrimiento, los procesos de transformado y fabricación de este mineral han ido evolucionando. Al principio se elaboraba como unión de muchos cristales de silicio, por lo que las placas solares se denominan policristalinas. En estos, cada celda policristalina está compuesta de varios cristales de silicio que se unen en su fabricación. Por eso están conectados de modo irregular, por lo que el panel no es de color sólido y uniforme. Incluso parece que el panel tiene manchas.

Las placas solares policristalinas son comúnmente del color azul, no obstante, también podemos encontrar algunos negros. En realidad, el color de los paneles solares fotovoltaicos que vemos depende de capa anti-reflectante que se aporta a las células solares y de sus propiedades.

En cambio, las placas solares monocristalinas suelen tener un color negro, por lo general. Aunque también podemos encontrar algunas en color azul oscuro. Realmente podemos identificarlas porque estas últimas celdas fotovoltaicas suelen tener las esquinas cortadas. De esta forma al fabricar un panel solar con 60 o 72 celdas, normalmente, se aprecian unos huecos en las esquinas, con forma de rombo o diamante.

Algo que si es característico de los paneles solares monocristalinos es que su color es uniforme, al contrario que las placas solares policristalinas, en las que se aprecian los cristales de silicio que forman cada celda solar.

¿Cómo se fabrican los paneles solares azules?

El proceso de fabricación de los paneles azules policristalinos es muy similar al de producir los negros monocristalinos. No obstante, el paso de elaborar el bloque de silicio a partir de una semilla de cristal, se omite en el caso de las células solares azules policristalinas.

Así, se generan bloques de silicio, que se forman al solidificarse el silicio fundido. Al no tomar ninguna medida para que se enfríe de modo uniforme, se forman células de silicio policristalino. Esto causa el aspecto de fragmentación con bordes distintivos en las células solares azules.

¿Cómo se fabrican los paneles solares negros?

Los paneles solares negros están formados por células solares monocristalinas. Estas celdas solares se fabrican mediante el llamado “proceso czochralski”. En este proceso se usa una semilla de cristal de silicio que se coloca en un recipiente donde se va añadiendo el silicio fundido. Esta semilla es el germen para el nuevo cristal de silicio, que se genera de forma uniforme. De esta manera se genera un bloque de silicio cristalino sólido. El bloque de silicio se corta finamente en obleas de silicio, que se utilizan como celdas solares para la producción de energía eléctrica.

Los paneles solares azules o negros se producen de forma similar. Sin embargo, cuando se ponen en funcionamiento la luz interactúa de modo diferente en cada uno de los tipos de paneles solares azules o negros. De esta manera, y gracias al silicio de un solo cristal, la eficiencia de un panel negro monocristalino es mayor que en uno azul policristalino.

Por otro lado, debido al proceso de generación del cristal de silicio, el proceso de fabricación de una célula negra monocristalina es más complicado que la producción de células solares azules policristalinas. Además, de ser más caro este proceso inicial, hay otro factor que ayuda a encarecer la fabricación de placas monocristalinas. Ya que una cantidad significativa del silicio monocristalino generado se desperdicia en la producción de células solares negras. Debido a que los cuatro lados de las obleas de silicio monocristalino se cortan para dar la forma correcta a las células.

Beneficios de los paneles solares negros

Las ventajas que tienen las placas solares fotovoltaicas no dependen en sí del color de su superficie. Sin embargo, dicho color se asocia al tipo de panel y por ende a sus características y beneficios.

BeneficioMotivo de la ventaja de los paneles solares negros
Mejor con el calor✓ El aumento de temperatura no afecta tanto a su rendimiento, y generación de electricidad
Eficiencia✓ Los paneles monocristalinos tienen una mayor eficiencia que los policristalinos, gracias al silicio con el que están fabricados. Aunque el precio total de la instalación, no dependerá solo de la cantidad de paneles a instalar, sino que se verá afectado por el precio de cada modelo.
Absorbe más luz✓ Las celdas monocristalinas tienen la capacidad de absorber mayor cantidad de luz, por lo que aumentan su rendimiento frente a los policristalinos
Ahorro de espacio✓ Al tener mayor rendimiento, necesitamos menos sitio para generar la misma cantidad de electricidad, que con los policristalinos
Rendimiento con poca luz✓ Son capaces de aprovechar mejor la luz difusa en días nublados, al amanecer y al anochecer
Mayor vida útil✓ Por sus características, duran más años produciendo electricidad

Beneficios de los paneles solares azules

Los paneles solares azules son por lo general formados por silicio policristalino. La propia configuración y propiedades del cristal propician una serie de características que favorecen los siguientes beneficios.

BeneficioMotivo de la ventaja de los paneles solares azules
Ecológicos✓ No se desperdician los cristales de silicio por no ser perfectos, reduciendo el consumo energético durante su fabricación
Económicos✓ Los procesos de fabricación han mejorado, haciendo mucho más económicos los paneles azules policristalinos
Rentables✓ Al disminuir sus precios, hacen que su menor eficiencia se vea compensada, favoreciendo su rentabilidad económica frente a los paneles negros policristalinos

¿Cuál es el mejor para tu casa?

Los dos tipos de paneles solares azules y negros que hay en el mercado tienen otras diferencias aparte del color. El precio de cada uno de ello, sus potencias pico o su tamaño, por ejemplo. Pero ¿cuál es el mejor panel para nuestra vivienda? A priori no hay uno que sea mejor que otro. Cada uno tiene sus características, y en función de estas se adaptarán mejor a una instalación o tejado, que a otro.

Por ello hacemos un pequeño resumen de los paneles solares azules o negros, para comprobar cuál se adapta mejor a cada caso.

Paneles solares negros monocristalinos.

  • Se caracteriza por el silicio de alta calidad
  • Al tener una mayor eficiencia necesitamos menos espacio para las placas solares
  • Tienen una vida útil más larga
  • Desgraciadamente, se fabrican mediante un proceso de producción de energía intensiva que genera muchos residuos
  • Y como último factor, su precio más alto

Paneles solares azules policristalinos.

  • Se caracteriza por un silicio de menor calidad formado por diferentes cristales visibles
  • Tienen una menor eficiencia energética
  • Requiere un poco más de espacio en nuestro tejado para producir la misma cantidad de energía que los paneles negros
  • Su proceso de fabricación es menos complicado y tienen una producción de desechos menor
  • Su fabricación ha mejorado mucho haciendo que sean más económicos

Según este pequeño resumen de características, la elección entre los tipos de paneles solares azules o negros, dependerá de diferentes aspectos. Podremos decidir en función del espacio que tengamos en nuestro tejado. O por la diferencia de precio entre unos y otros. Por la huella de carbono que se genera, si nos preocupa el perjuicio al medio ambiente. Etc.

Sin embargo, lo importante es que nos sumemos al autoconsumo, usemos energías limpias y cuidemos del medio ambiente.