Se acaba de publicar un libro titulado Pensar la violencia, la justicia y la libertad. Es una colección de trabajos coordinados por Olga Belmonte, profesora de la Universidad Pontificia Comillas. Aunque no de los más frecuentados, no es un tema nuevo. Sobre la violencia y la justicia, no digamos la libertad, se ha pensado bastante a lo largo de la historia y en tiempos recientes. Sin embargo, el tema sigue siendo actual y, en cierto modo, nuevo. Porque no se acaba de alcanzar claridad al respecto y porque no cabe duda de que la violencia ha adquirido hoy cualidades nuevas: por su carácter sistemático (casi científico), por su gratuidad…

En el libro se plantean muchas preguntas: “¿Qué relación cabe establecer entre la violencia, la justicia y la libertad? ¿Hay un modo justo de ejercer la violencia? ¿Conduce la libertad sin límites a la violencia contra el otro? ¿Acaso la libertad, más que la posibilidad de la justicia y la injusticia, es ya un comienzo de violencia? (…) ¿Hay una violencia justa? (…) ¿Podemos unilateralmente condenar la violencia, sea cual sea su figura, como condenamos sin reservas la injusticia? ¿Es la lucha por la justicia una forma legítima de violencia? ¿Es la violencia otro nombre de la injusticia? ¿Puede cancelarse la injusticia sin practicar violencia contra el injusto pero sin volverse por ello también uno mismo injusto?”.

El libro recoge estudios históricos (sobre Maquiavelo, Hegel, Buber), reflexiones personales (sobre la relación entre filosofía y violencia, y entre violencia y solidaridad), diálogos con la filosofía contemporánea (Michel Henry, Harold, S. Kushner), análisis de problemas concretos (el maltrato de los niños, el terrorismo).

El libro hace muchas preguntas y da algunas respuestas; pero, sobre todo, da que pensar.