Hace apenas unos días se han cumplido 21 años desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas estableciera con todos sus miembros un convenio, por el cual todos ellos se comprometieran a respetar los Derechos del niño. Este convenio aunque apenas hace 21 años de su firma, proviene de una resolución aprobada allá por 1959 y que a su vez ratificaba otra propuesta realizada en la declaración de Ginebra de 1924.

Pues bien, 51 años después de la resolución que aprobaba y ratificaba aquella realizada en 1924, parece que la cosa no ha terminado de cuajar. Por qué, sólo me remito a lo redactado al principio de su propuesta “considerando que la humanidad debe al niño lo mejor que puede darle”. Creo firmemente que este no ha sido y no es el caso.

De todas formas, es un buen momento para recordar todos esos buenos propósitos que por lo menos están más cerca, y que creo que ha sido uno de los esfuerzos más loables que ha hecho el ser humano para parecerse a lo que pretende.

Derechos universales del niño (portal del menor de la Comunidad de Madrid)

Resolución de las Naciones Unidas