Conclusiones de las II Jornadas de Criminología de la UDIMA

Los días 11 y 12 de marzo se celebraron en la Universidad a Distancia de Madrid las II Jornadas de Criminología, este encuentro se centró en el “Tratamiento de la Delincuencia y Sistema Penitenciario”. En el programa diseñado se intentó fomentar la reflexión sobre los problemas que existen en estos momentos para la reinserción y reeducación de los adultos y menores que han cometido delitos, el hilo conductor de todo ello fue el papel de la prevención e intervención criminológica en este sentido.

Las Jornadas se inauguraron por el Presidente de la UDIMA, D. Roque de las Heras, y por la Excma. Alcaldesa de Collado Villalba, Doña Mariola Vargas. También intervino en este acto el Secretario Técnico del Grado en Criminología, el Dr. Andrés Delgado.

Las Jornadas se estructuraron en 7 bloques. El primero de ellos centrado en nuevas tipologías victimológicas y criminológicas en prisión, comenzó con la intervención de la Profesora Susana Laguna, la que hizo un extenso repaso por la capacidad transformadora de la pena privativa de libertad a través de la prisionización. LA profesora Laguna hizo un repaso por las estadísticas penitenciarias, donde hay 61.614 internos en las prisiones españolas a fecha de enero de 2016, continuó introduciendo aspectos básicos a tener en cuenta en la modificación de la conducta y terminó su primer apartado con la explicación de las características del efecto de prisionización. También  analizó un estudio del Centro de Estudios Jurídicos de la Generalitat de Cataluña (2015) sobre la reincidencia a modo de conclusión final.

En el primer bloque también participó el Profesor Dr. Ángel García Collantes, su ponencia se tituló “radicalización yihadista en prisión”. Inició la misma con un breve repaso de lo que es el Islam y qué se entiende por radicalización. A continuación se centró en los factores que se tienen en cuenta por los grupos terroristas para conseguir una radicalización y captación de futuros terroristas en el medio prisional. Terminó aportando una serie de recomendaciones, que se pueden resumir en: abordar el estudio sistematizado de las dinámicas de radicalización, con el estudio de la estrategia de acercamiento y reclutamiento; analizar la información general de los centros penitenciarios, con un mayor acercamiento de los centros a las fuerzas y cuerpos de seguridad y el fomento del Islam tolerante en la prisiones.

El segundo bloque contuvo dos formas de violencia: la psicopatía y los homicidas en prisión. En la primera forma violenta, el Profesor Dr. Rodolfo Gordillo intentó dar respuesta a la pregunta de si es posible el tratamiento de la mujer psicópata. Esta ponencia se estructuraba como continuación de la que el Profesor Gordillo impartió en las I Jornadas de Criminología UDIMA. En concreto la primera pregunta que se lanzó a los asistentes fue si existe la mujer psicópata, a la que respondió afirmativamente, aportando un índice del 11-22% de mujeres en prisión con psicopatía dependiendo de los estudios. Posteriormente se adentró en la explicación de cómo es la mujer psicópata, comparando aspectos de masculinidad y feminidad. Por último habló del tratamiento criminológico de la mujer psicópata a través del modelo de Riesgo-Necesidad-Responsividad, para concluir que el tratamiento es complicado, pero no imposible y que éste es mejor que no hacer nada.

A continuación la Profesora Dra. María José Garrido expuso la metodología seguida en un estudio que se está desarrollando actualmente sobre homicidios de pareja. Lo más interesante que se expuso en esta parte es que no todos los homicidios tienen el mismo perfil y que hay multitud de aspectos a tener en cuenta para la explicación del paso al acto en los casos de violencia contra la mujer en las relaciones de pareja.

En el tercer bloque y último de la sesión del viernes se intentaron exponer experiencias aplicadas en el ámbito de la sustitución de sanciones económicas, de esta manera se intenta obtener una visión inicial de medidas que pueden ser prometedoras en el tratamiento de la delincuencia, en este sentido el Profesor Jordi Ortiz habló de las acciones formativas y los trabajos en beneficio de la comunidad a través del análisis de la ordenanza de convivencia de Guadalajara. El profesor Ortiz habló de las características de los cursos formativos y de los trabajos en beneficio de la comunidad, además habló de los resultados en cuanto a la reincidencia, donde cerca del 90% de las personas que han pasado por los cursos o han hecho los trabajos no reincide. A modo de conclusiones el profesor comentó que hay resultados positivos, que se debe regular el cumplimiento de estas medidas en el ámbito del derecho administrativo y que están en marcha nuevos estudios con datos de 2016.

El segundo día de las jornadas comenzó con el cuarto bloque compuesto por una mesa redonda en la que participaron egresados del título de Criminología de la UDIMA que han obtenido un sobresaliente en su trabajo fin de grado, y se centró en las funciones del criminólogo/a en instituciones penitenciarias. Comenzó las intervenciones Jorge Pacha hablando de la evaluación del riesgo de violencia, en la que expuso las principales herramientas que puede utilizar un criminólogo en prisión para conocer la probabilidad de reincidencia y la idoneidad de la figura del criminólogo para aplicarlas. A continuación Patricia María Rivas participó con una comunicación muy novedosa en la que incluyó aspectos neurocriminológicos para el tratamiento dentro de las prisiones. Más tarde Irene Ramírez expuso la adecuación del sistema de probation anglosajón  en la actual configuración de las medidas alternativas a la prisión en España. Por último, Rubén Terrón, habló de las funciones propias del criminólogo en Instituciones Penitenciarias y explicó el recurso presentado por la Federación de Asociaciones de Criminólogos de España en el que se solicitaba el acceso de los criminólogos al cuerpo técnico de Instituciones Penitenciarias. En el debate generado en este apartado varios asistentes y profesores de UDIMA alabaron la calidad del contenido y el modo de presentar los alumnos sus comunicaciones.

El quinto bloque de las jornadas intentaba añadir experiencias y reflexiones sobre el tratamiento de la delincuencia. Para ello se contó con la intervención de Carmen Balfagón, exdirectora de la Agencia Madrileña para la reeducación y reinserción del menor infractor. En su intervención comentó cómo fueron los inicios de esta agencia y las dificultades a las que se enfrentó como gestora de la agencia, así como los resultados obtenidos, que pueden ser muy eficaces si se sabe contar con los profesionales adecuados y con una investigación criminológica de calidad en el diseño de programas.

En este bloque también intervino la Profesora Dra. Laura María Fernández, quien realizó una reflexión muy interesante a través de las conclusiones del libro “On the run” de Alice Goffman y cómo los métodos de investigación utilizados en esta investigación y el análisis de teorías criminológicas pueden ayudar a tener una visión más real de la eficacia de las instituciones en la generación de oportunidades para evitar la continuación en carreras delictivas, o por el contrario, para el mantenimiento de situaciones de exclusión.

El penúltimo de los bloques se dedicó a profundizar en las oportunidades reales de inserción profesional de los criminólogos en la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Se contó con la ponencia de Manuel Fanega, centrándose éste en los antecedentes históricos, análisis del contenido de los temarios para el acceso a diferentes cuerpos de Instituciones Penitenciarias y de la adecuación de las plazas profesionales de criminólogo a las que se puede optar en un futuro. Como conclusión afirmó que si los criminólogos trabajasen en el sector penitenciario se conseguirían asegurar las condiciones de mérito y capacidad, que el tratamiento penitenciario sea efectivo, mayor eficiencia de las medidas alternativas, así como mejora de la calidad y del respeto por los Derechos Humanos de los internos.

Por último, se trató de trabajar una aspecto aplicado de la elaboración de informes en el ámbito penitenciario y la propuesta de programas de intervención, tanto para menores como adultos, en el desarrollo de un taller dirigido por los Profesores Dr. Daniel Fernández y Dr. Abel González. Sobre todo se trabajó con los factores de éxito asociados a los programas a través del trabajo de Redondo y colaboradores (2011).

Las principales conclusiones a las que se llegó en estos dos intensos días es que la situación actual del sistema penitenciario español necesita estar dotada de mayores recursos humanos, donde el criminólogo debe ser una pieza fundamental, además de necesitar una mayor inversión en estudios criminológicos para un mejor tratamiento de la delincuencia.

NOTA: las presentaciones están disponibles en este enlace.