Gracias a la AEEPP hace 14 años conocí a Joaquín Abad, uno de sus fundadores, junto con Arsenio Escolar y otro puñado de valientes emprendedores. Joaquín Abad es un hombre comprometido con el periodismo valiente. Aprendí mucho con ellos sobre los problemas y posibles soluciones que tenía/tiene el periodismo en España.

Joaquín Abad, CEO de Cibeles.net, me ha enviado un libro titulado “Descubriendo a Juan Asensio”, que el lunes 30 de abril sale a la venta en los quioscos de Almería. Para los que no vivan en esa provincia tan bonita, pueden comprarlo por Amazon.

El lector se preguntará quién es Juan Asensio. Fue un mafioso que sembró el terror en Almería. Narcotráfico, trata de blancas, blanqueo de capitales, evasión de impuestos, incendios provocados y asesinato de varias personas, entre otras, de su esposa Ángeles. También estuvo a punto de matar a un hijo suyo. Un hombre cruel, ambicioso, que no respetaba a nadie y que quería convertir a Almería en su cortijo. Un cóctel para que un periodista pueda hacer periodismo valiente.

Tenía a algunos policías sobornados. Muchos medios de comunicación no informaron sobre lo que hacía de manera ilegal. Solo contaban lo que parecían negocios honrados (llegó a controlar todas las salas de cine de Almería).

Joaquín Abad era un joven periodista llegado a La Crónica como director, y tuvo el valor de informar de los comportamientos mafiosos de Asensio. Este intentó matarlo en varias ocasiones, incluso con bombas.

Gracias a la Guardia Civil y a un par de jueces, uno de ellos Garzón, pudo detenerse al ganster. Apenas cumplió un tercio de una condena de 20 años, y recibió dos tiros en el portal de su casa.

Todo esto lo cuenta Joaquín Abad en su libro. Su único propósito según me ha confesado: “que se sepa que la pluma a veces vence a las pistolas“.

Es reconfortante encontrarse a periodistas que arriesgan su vida y dignifican el periodismo. Eso es periodismo valiente.