Tras veinte años en primera línea mediática, el periodista canadiense François Bugingo ha sido acusado de haber inventado la mayoría de sus reportajes internacionales. El caso se ha destapado tras una investigación realizada por el rotativo francés La Presse, periódico del que fue colaborador. El 15 de mayo de 2015, en una entrevista concedida a la periodista Isabelle Hachey, Bugingo reconocía no haber estado nunca en Misrata pese haber publicado un reportaje en el que relataba en primera persona los horrores presenciados. Tras contactar a diversos corresponsales desplazados en los territorios supuestamente cubiertos por Bugingo en sus reportajes, a parte de Libia, Hachey pone en duda que haya estado en Afganistan, Argelia, Bosnia, Colombia, Irak, Liberia, Mauritania, Ruanda, Sierra Leona, Somalia o Sri Lanka.

Entre los medios en los que Bugingo presentó sus falsos reportajes también se encuentran Devoir y Journal de Montréal o Radio-Canada de TVA, Télé-Québec y radio 98.5, la emisora de mayor audiencia en Quebec, cuyos máximos representantes han comunicado la rescisión de su contrato. Asimismo, ha resultado perjudicada la imagen de diversas organizaciones internacionales en las que ocupó puestos de relevancia como es el caso de Reporteros Sin Fronteras (RSF) donde presidió la sección canadiense y fue vicepresidente internacional. Desde RSF se ha puesto en duda que Bugingo haya representado a la organización en misiones para negociar la liberación de periodistas secuestrados, desmintiendo así la versión del canadiense quien tras el escándalo ha manifestado su sorpresa y decepción a través de las redes sociales, anunciando su retiro temporal para defenderse de tan graves acusaciones.

El posible fraude informativo de Bugingo recuerda al cometido por Jayson Blair en The New York Times hace algo más de una década. Pese a su juventud Blair era considerado toda una estrella por su talento para contar historias hasta que se demostró que copiaba e inventaba sus noticias de forma sistemática. Tras exigir una explicación a Bugingo, la Federación de Periodistas de Quebec no ha podido dejar de alabar el estilo novelesco de sus reportajes. Surge entonces la pregunta de si en la actualidad estamos más interesados en conocer la verdad o simplemente en disfrutar del relato. Los límites entre realidad y ficción parecen estar desdibujándose también en el ámbito periodístico.

 

François_Bugingo01

Carolina Fernández

Profesora Doctor de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades en la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA).

Ver Perfil