Es el más extenso de Pruebas Psicotécnicas, ocupa las páginas 173 a 674. “Aptitud” es la capacidad o habilidad potencial para realizar una tarea o acción todavía no aprendida, pero que se puede llegar a aprender; es el potencial que tiene una persona. Puede tomarse como sinónimo de “capacidad” y de “talento”. Cuando aseveramos que una persona tiene una determinada aptitud, lo que estamos diciendo es que tiene capacidad o potencial. Obviamente, la aptitud está muy relacionada con el rendimiento: para lograr algo hay que tener la aptitud necesaria (ésta es la condición sine qua non).

Por lo tanto, una aptitud es un rasgo intelectual, un factor de la inteligencia. Un factor, como rasgo intelectual es:

  • Cuantificable, es decir, es posible conocer en qué grado lo poseen diferentes personas.
  • Relativamente estable, aunque puede variar en cualquier persona con el paso del tiempo.
  • Relativamente generalizable, ya que ese potencial puede manifestarse independientemente del tipo de rendimiento, a condición de que el logro implique la actualización de dicho potencial.

Las aptitudes pueden clasificarse según su nivel de generalidad en: aptitud general (por ejemplo, factor g, inteligencia general), aptitudes generales (por ejemplo, inteligencia cristalizada, capacidad visoespacial, capacidad de rapidez visocognitiva, capacidad visomotriz, etc.) y aptitudes específicas (por ejemplo, amplitud de léxico, aptitud para la visualización, facilidad numérica, etc.).

Pues bien, Pruebas Psicotécnicas, en su capítulo 2, expone doce tipos de pruebas. En conjunto, estos tests de Inteligencia General y los de Aptitudes, son semejantes a los que utiliza y comercializa Mensa Internacional.

» Pruebas Psicotécnicas – Capítulo 2. Aptitudes – Aptitud Numérica (AN)

Pruebas Psicotécnicas – Capítulo 1. Inteligencia general – Series de Letras (SL) «